El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Experiencias

También se conoce como comida crudivegana o crudivorismoTodos los beneficios de la alimentación Raw food

Consiste en alimentarse manteniendo intacta la naturaleza de los alimentos, sin cocción ni manipulación.

La alimentación “raw food” o comida viva consiste en alimentarse manteniendo intacta la naturaleza de los alimentos, en su estado natural, sin cocción ni manipulación alguna, como hacen muchas celebrities crudiveganas como Demi Moore, Beyoncé, Uma Thurman o Natalie Portman, que se benefician de la ingesta de alimentos vivos y frescos, en su estado natural, como frutas, verduras, hortalizas, germinados que incluyen brotes de lentejas y de soja por ejemplo, frutos secos, algas, alimentos fermentados, y especias, hierbas aromáticas y condimentos. Algunos crudiveganos incorporan alimentos cocinados a baja temperatura y por un breve espacio de tiempo, por ejemplo el brócoli quedará al dente, crujiente y no perderá tantas vitaminas si lo cocinamos durante 5 minutos.

Cocinado a más de 45 grados, el alimento resulta modificado o deteriorado, y los compuestos del alimento pierden nutrientes, especialmente enzimas y vitaminas. Además, una excesiva cocción de los alimentos trae consigo muchos riesgos. Por poner unos ejemplos, ya sabes que al cocer verduras se pierden sobre todo vitaminas hidrosolubles C y B ; los alimentos que se preparan en las barbacoas, generan HAP (hidrocarburos aromáticos policíclicos, como el benzopireno y el dibenzoantraceno), que aumentan el riesgo de cáncer; a 100 ó 140 grados, en las carnes o patatas al horno, proliferan sustancias químicas perjudiciales para la salud; y en el microondas desaparece el ácido fólico y otras vitaminas del grupo B; se produce una pérdida considerable de vitamina C y se altera la estructura de las proteínas.

El crudiveganismo es toda una filosofía de vida; de vida responsable y consciente con el medio ambiente, en armonía con la naturaleza y sin provocar ningún sufrimiento a ningún animal. Por eso los crudiveganos prescinden de todo alimento de procedencia animal; carnes, pescados, huevos, leche y sus derivados, e incluso miel.

Y no creas que si no comes carne te faltarán proteínas, o que si no tomas leche te faltará calcio; podemos obtener todos los nutrientes necesarios a través de la alimentación “raw food”, y además prevenimos el cáncer y otras enfermedades. A continuación te mostramos unos ejemplos de alimentos vegetales ricos en proteínas, calcio, magnesio, potasio y ácidos grasos:

– Proteínas: semillas de chia, espirulina, chlorella, germinados, aguacate, crucíferas, espinacas y soja.

– Calcio: brócoli, almendras, brotes de alfalfa o de semillas de sésamo.

– Magnesio: semillas de calabaza, girasol y sésamo, almendras, nueces, acelgas y espinacas

– Potasio: sésamo, nueces, plátanos, acelgas y dátiles.

– Ácidos grasos: almendras, aguacate, nueces, y semillas de chia y de lino.

Y aunque te parezca mentira, la dieta “raw” es muy variada; un crudivegano suele ser muy creativo y para no aburrirse, cambiará, innovará, y creará nuevas recetas y combinaciones cada día. Puedes inspirarte en www.espiritualchef.com www.rawfood.es www.vidaentucomida.com www.rawfooddietforlife.com o www.batidosverdesyzumos.com

Una buena manera de obtener los beneficios de esta dieta crudivegana y a la vez complementarla para no hacerla tan estricta si no quieres, sería consumir un 70% de alimentos crudos y un 30% de alimentos cocinados, mejor a base de salteados breves o al vapor.   Puedes empezar agrandando tu ensalada y reduciendo tu segundo plato. Te sugerimos también germinar semillas en tu propia casa y así tendrás tus brotes de lentejas, brócoli, rabanito, lombarda, rúcula, mostaza y muchos brotes más para aderezar tus ensaladas y llenarlas -y llenarte- de vitalidad y energía. En www.eluniversodecris.com te enseñan cómo hacerlo. Es facilismo. En esta web puedes bajarte gratuitamente una magnífica guía para introducirte en el crudiveganismo.

El principal beneficio de esta dieta es que tus intestinos estarán limpios, y como dicen muchos médicos naturistas “en un intestino limpio no cabe enfermedad”; y estarán limpios porque no entrarán tóxicos procedentes de alimentos procesados ni de aditivos químicos, como por ejemplo el glutamato monosódico, ni por supuesto grasas saturadas procedentes de animales.

Y si todavía te estás preguntando por qué seguir una dieta “raw”, o al menos, por qué incluir más alimentos crudos en tu dieta habitual, aquí tienes todos estos beneficios que igual te convencen:

– aumenta tu energía vital, te mantendrás vital y sano, enérgico y con claridad mental.

– aporta oxigenación e hidratación, y tu sangre estará depurada, limpia y oxigenada, y además alcalinizada, lo que hará, entre otras cosas, que tu cuerpo y mente estén más sanos y despiertos.

– ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, a reducir colesterol y triglicéridos, y a prevenir diabetes, alergias y problemas digestivos.

– se digiere mejor, al tratarse de una alimentación sencilla y simple, se reduce el tiempo de tránsito y los alimentos no llegan a fermentarse en nuestros intestinos.

– fortalece tu sistema inmunológico, reforzando tus defensas, y evitando alergias

– mejora la función renal. Y evitarás sobreesfuerzos a tus riñones, y también a tu hígado, ya que no tienen que filtrar tantas toxinas.

– evita el estreñimiento, al ser una dieta muy rica en fibra, y por lo tanto adelgazarás.

– ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y a mejorar tu aspecto físico, incluso a mitigar arrugas y a tener una mirada clara con una energía natural especial.

– mejora la calidad del sueño, conduce a un estado de salud positivo y radiante, y te acerca al despertar de la conciencia.

– mejora la concentración mental, mantiene despierto y ágil el cerebro; y además mejora los cinco sentidos, y el sexto también.

– utilizando productos orgánicos, locales y frescos, minimizas costes, recursos, residuos y envases, y dejas de colaborar con la industria de pesticidas, fertilizantes sintéticos y envases de, por ejemplo, pvc.

Y otro beneficio más: observa la cantidad de tiempo que ahorrarías, dejando de cocinar, y la cantidad de gas o de kilowatios que ahorrarías.

____________________________________________________________
* Mónica Domingo es diplomada en Naturopatía,
Nutrición y Dietética, y Terapias Manuales.
Más información en: Arriluze Terapias Naturales
___________________________________________________________

Experiencias

Todo esto
y mucho más
en Experiencias
+