El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Experiencias

9 maneras de ser más feliz.¿Y tú, practicas Wabi-Sabi?

Es un concepto zen minimalista de simplicidad, humildad y moderación practicado en Japón.

Pero, ¿Qué es Wabi-Sabi? Es elegancia humilde o especial simplicidad. Es un concepto zen minimalista de simplicidad, humildad y moderación que nos enseña a descubrir la sencilla y fugaz belleza de las cosas; belleza imperfecta, impermanente e incompleta.

Se basa en la imperfección de todas las cosas, el constante fluir y cambio, la impermanencia de todo lo que existe. Nada dura, nada está completo, nada es perfecto. De ahí viene ese halo de melancolía que envuelve la belleza. “Si un objeto puede provocar en nosotros una sensación de serena melancolía y anhelo espiritual, entonces dicho objeto puede considerarse Wabi-Sabi.” (Andrew Juniper)

Podemos aplicar el arte Wabi-sabi como terapia para aceptar la impermanencia de las cosas, la pérdida y la muerte; como terapia también para nuestra auto-exigencia y excesivo perfeccionismo; como practica meditativa; para trabajarnos la aceptación de la realidad tal cual es; para elevar nuestra conciencia y nuestro espíritu mientras observamos la belleza efímera de todo lo que ahora existe; y para aumentar nuestra creatividad.

Todo cuanto existe en el universo está en constante movimiento y cambio; nada es eterno, nada existe desde siempre ni para siempre; todo tiene un comienzo y un fin. El arte Wabi-sabi desencadena en el espectador una contemplación serena que va unida a la comprensión de la fugacidad de todo cuanto existe. Contemplar una sencilla flor en un viejo florero de bambú nos puede hacer llegar a presentir en ella un reflejo de la existencia y de nuestro destino como seres humanos.

Y estas son 9 maneras de practicar el Arte Wabi-sabi en tu tiempo libre:

– Aprende caligrafía japonesa. Existen cursillos de un par de días en los que un maestro te enseña los bellos trazos inacabados de los kanjis, ideogramas japoneses.

– Escribe haikus. Poemas japoneses formados por pinceladas que describen la belleza efímera de una escena, de un momento o de un lugar en tres breves líneas no rimadas. Inspírate en www.elrincondelhaiku.org  Aquí tienes un ejemplo:

Hora de siesta

Todo el mundo dormido

Menos un pájaro.

– Iníciate en el ikebana. Una de las artes que mejor recogen la esencia del Wabi-sabi. Al aprender el arreglo floral japonés incorporamos a nuestra existencia los fundamentos de la simplicidad radiante que surge del misterio de lo natural.

– Cultiva un bonsái o diseña un pequeño jardín zen. Combínalo con “suiseki”, pequeña piedra sin ningún tipo de manipulación que recuerda a un paisaje natural. Puedes inspirarte en el libro “El Arte Japonés de contemplar piedras. Suiseki y su uso con bonsái” de Vivent T. Covello.

– Incorpora la ceremonia del té. El ritual diario de elaborar té a partir de hojas sueltas y disfrutar de su aroma y fragancia antes de saborearlo, nos conecta con la calma que atesoramos en nuestro interior. Ofrecer esta ceremonia a otros significa hospitalidad; hace la vida más agradable; ayuda a vivir en armonía; contribuye a que desarrolles tu gusto refinado y tu honestidad; crea mejores relaciones humanas y te ayuda a tener buenas maneras, elegantes a la par que sencillas.

– Hagi ware o alfarería japonesa: moldea tu propia taza. Si tienes acceso a un taller de cerámica, puede ser una gran experiencia elaborar con tus manos una taza que luego utilices para tu ceremonia del té en momentos zen, o que puedas ofrecer como un regalo “Wabi sabi”.

– Escucha música Honkyoku. Piezas de música que interpretan los monjes zen mendicantes de Japón para alcanzar la iluminación.

– Practica la meditación. Al sentarnos a contemplar en silencio y escuchar lo que sucede a nuestro alrededor y en nuestro interior estamos empleando un lenguaje que es más antiguo que las palabras.

– Lee Wabi-Sabi, el Arte de la Imperfección” de Gottfried Kerstin o “Wabi-Sabi: el Arte de la impermanencia” de Andrew Juniper. O este otro, de Leonard Koren “Wabi-Sabi para Artistas, Diseñadores, Poetas y Filósofos”

____________________________________________________________
* Mónica Domingo es diplomada en Naturopatía,
Nutrición y Dietética, y Terapias Manuales.
Más información en: Arriluze Terapias Naturales
___________________________________________________________

Experiencias

Todo esto
y mucho más
en Experiencias
+