El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Femenino

80 años de felicidad

La vida es más bella desde que existe Lancôme. Lo saben millones de mujeres de todo el mundo.

La marca francesa de belleza Lancôme celebra este año ocho décadas dedicada a proporcionar la belleza a las mujeres de todo el mundo. Y en un primer paso lo celebra con el vídeo«Esto no es una rosa» que hoy se estrena en la red, justo la víspera del aniversario de la creación de Lancôme (21 de febrero de 1935), sirviendo de inauguración oficial a un año de celebraciones, un año para afirmar que la vida realmente es bella con Lancôme.

El clip que puedes ver en este reportaje, rodado en colaboración con el realizador Thomas
Thyman, quiere despertar la fascinación y curiosidad en torno a estos 80 años de elegancia a la francesa. No es una película que habla de una marca; tampoco es un cuento. Es más bien una evocación, una reunión de los símbolos e iconos que conforman la memoria colectiva de Lancôme en una experiencia puramente estética. «Esto no es una rosa» es un clip de vídeo sorprendente y muy vivo.

Códigos surrealistas
El ideal de belleza a la francesa, alegre y libre, ha sido la fuente de inspiración para tomar prestados los códigos del movimiento surrealista. Y es que, al estilo de este movimiento artístico surgido en Paris unos años antes del nacimiento de Lancôme, los elementos que componen la firma de la rosa aparecen en forma de cuadros expuestos en un escaparate, como si de un bello sueño se tratara. En un juego de combinaciones inéditas, se yuxtaponen sin orden jerárquico, cronología o estilo, imágenes del pasado y del presente; con embajadoras con sonrisas de un rojo delicioso junto a la figura en blanco y negro del fundador de Lancôme, el visionario Armand Petitjean, rosas y elementos arquitectónicos, frascos y joyeros de la fabulosa colección patrimonial de la firma con productos icónicos de hoy y mañana. De hecho, este vídeo habla del mañana, de un futuro respaldado por 80 años de excelencia y de escuchar a las mujeres.

Así, Isabella Rossellini, mito eterno de la feminidad Lancôme, comparte escenario con Lupita Nyong’o, la incorporación más reciente al panteón de musas de la marca: ambas son bellezas comprometidas con su época y que han sabido cultivar ese aspecto singular que les hace especiales. También el frasco de Flèches, uno de los primeros perfumes de Lancôme, se cruza con La vie est belle, la última fragancia en ver la luz y heredera del “savoir-faire” cultivado por grandes perfumistas desde 1935 y actual estandarte de una belleza que promete felicidad. Todos encuentran su lugar en un ambiente de ensueño, en una decoración onírica a medio camino entre jardín maravilloso y fantasía arquitectónica.

Un vídeo de futuro con técnicas del pasado
Para desarrollar la estética rompedora del vídeo se usaron técnicas de animación tradicional y cada secuencia se desarrolla en un auténtico teatro de papel. Herencia y vanguardia se encuentran; en la forma de filmar la película se ve también esta paradoja de innovación Lancôme. Hicieron falta 200 horas de trabajo para cortar a mano los 50 elementos que forman las diferentes escenas. Sobre un escenario de 800 metros cuadrados, se realizó la animación en tiempo real frente a la cámara, dando como resultado una ingeniosa coreografía a escala milimétrica para la que hicieron falta más de treinta horas de rodaje.

Femenino

Todo esto
y mucho más
en Femenino
+