El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Masculino

Valentino Uomo, llega la fragancia

Un perfume es mucho más que un accesorio, algo mucho más sutil y sensual. Éste lo es.

La maison Valentino lanza Valentino Uomo, su primera fragancia masculina, y lo hace con la casa española Puig. Al frente del  proyecto, el perfumista francés Olivier Polge. Talento mediterráneo a tres bandas a la búsqueda de un lenguaje común para un lanzamiento por todo lo alto.

Realizar un perfume para una firma de moda es un equilibrio delicado entre la expresión original del perfumista y el universo de la marca; un punto de encuentro de muchos puntos de vista encaminados a cumplir unas expectativas, normalmente fijadas de antemano por el equipo de marketing que es, en definitiva, el que debe llevarlo al mercado, y conseguir que se venda.

La idea
Tenemos que capturar el deseo de las personas y traducirlo en una fragancia. Un perfume debe ser el reflejo de alguien, sus estados de ánimo y sus particularidades personales“, comenta el perfumista Olivier Polge. Ese alguien, en este caso, es un hombre inspirado en una película italiana de los años 60′, porque ése era el deseo de la pareja de diseñadores de la casa de moda, María Grazia Chiuri y Pierpaolo Picciolo, que han encontrado en el cine su fuente de inspiración para muchas de sus colecciones. El reto, ponerle olor a la idea de La dolce vita italiana, con Marcello Mastroianni siempre en el imaginario. Para encarnarlo se eligió al actor francés Louis Garrel, dirigido por el sueco Johan Renck, en un spot de impecable factura que transmite en unos minutos una idea muy clara del hombre Valentino; un hombre elegante, seductor y refinado a la italiana. La campaña ha sido fotografiada por David Sims.

La fragancia
Para la creación de la fragancia se han seleccionado ingredientes italianos y mediterráneos mezclados con armonía, respetando los códigos de la alta costura de Valentino. Es una fragancia diferente porque confronta la elegancia de las maderas y la modernidad de ingredientes innovadores como el café o el toque de crema de gianduia.
La pirámide olfativa muestra un enfoque simplificado de la arquitectura de la fragancia. Las notas de bergamota y mirto, ambos ingredientes italianos, rememoran los orígenes
italianos de la casa de moda. Las notas de café y crema de gianduia, ilustran La dolce vita. Las notas de piel blanca y cedro sugieren elegancia. Es una fragancia que libera una estela de notas secas bajas como sinónimo de calidad e intensidad.

La nota actual llega de la mano del frasco, un objeto con una presencia fuerte, táctil, cuya forma recuerda a la de una botella de buen licor. El cristal de toda la superficie está tallado con prismas que se asemejan a las tachuelas. Clasicismo con una ligera subversión.

Masculino

Todo esto
y mucho más
en Masculino
+