El Hedonista El original y único desde 2011

“Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro”. Emily Dickinson

Menu abrir sidebar

El hedonista elige

Arte, biodiversidad y sociedad se dan la mano en un proyecto de desarrollo sostenible en la antigua ciudad minera de Genk (Bélgica). LaBiomista, una mezcla de casi todo, by Koen Vanmechelen

¿Instalación biocultural? ¿Ecosistema creativo? LaBiomista genera más preguntas que respuestas. No es un parque temático, ni un zoo, ni un museo, ni un laboratorio biológico… Pero tiene un poco de todo. Ideado por el artista belga Koen Vanmechelen, este proyecto inclasificable abrió sus puertas el pasado julio en Genk (Bélgica) sobre las tierras de una antigua mina de carbón.

A las puertas de LaBiomista, la visión de un huevo gigante posado entre las ramas de un árbol aumenta la expectación… ¿Qué es LaBiomista? Un homenaje a la vida híbrida, a la mezcla y a la diversidad, un proyecto de desarrollo sostenible que propone el cruce entre ciencia, arte, naturaleza y comunidad, un experimento artístico preñado de ideas ecológicas y sociales para el futuro…

Pero comencemos con un poco de pasado. Las 24 hectáreas de este rincón natural de la región flamenca de Limburgo alojaron desde 1910 el yacimiento minero de carbón de Zwartberg, que fue clausurado en 1966 y reconvertido en un parque zoológico que se cerró en 1997. Desde 2005 y gracias a la colaboración de la ciudad de Genk con el artista Koen Vanmechelen, estas tierras alojan hoy un laboratorio de ideas de renovación y futuro, cuyo fin es transformar la energía que durante años se extrajo del subsuelo en proyectos biológicos, artísticos y sociales, que repercutan en el progreso de la comunidad.

¿Quién es Koen Vanmechelen? Es la mente dinámica y creativa detrás de todo esto; un artista belga (1965) ligado a la ciudad de Genk desde la infancia y preocupado por los vínculos entre cultura y naturaleza, entre hombres y animales (“¿somos los humanos depredadores o presas?”). Su extensa obra consta de cuadros, esculturas, vídeos, instalaciones… Entre sus iniciativas internacionales más comprometidas (“el arte pertenece a la gente”), destacan el Cosmogolem, proyecto global para proteger los derechos de los niños; la Open University of Diversity, un espacio de debate e investigación global, y el Cosmopolitan Chicken Project, una experiencia de cruce de especies de gallinas que comenzó hace unos 20 años, para demostrar la fortaleza genética de lo híbrido, del mestizaje. Sus piezas de arte recogen esta predilección por las aves, las plumas y el atavismo.

¿Qué hacer en LaBiomista? Pasear entre árboles por caminos serpenteantes y puentes que conectan los mundos domesticado, semidomesticado y salvaje, abrir los ojos y los sentidos a los animales (camélidos, gallinas, llamas, alpacas, emúes, grandes aves…) y a las pinturas, las esculturas y los vídeos del creador Koen Vanmechelen, reflexionar sobre las interconexiones entre biología y arte, y dejarse sorprender por un sinfín de propuestas originales y creativas, entre ellas las muchas imágenes de gallinas, pollos, garras y huevos.

De las 24 hectáreas del recinto, la mitad son naturaleza salvaje (el Paraíso Protegido); el resto consta de tres partes: la Villa OpUnDi es la antigua residencia del director de la mina y del zoológico, una mansión de 1925 reconvertida en centro de investigación y sede de la Open University of Diversity; The Battery se llama el edificio que alberga el estudio y sala de exposición de Koen Vanmechelen –diseñado por el arquitecto suizo Mario Botta–, porque aquí el artista genera las ideas y el arte que insuflan energía a toda LaBiomista; y el Cosmopolitan Culture Park es una zona verde donde toma cuerpo la filosofía del creador: ¿cómo hemos de tratar la naturaleza en tanto que sociedad? Lo global existe por la generosidad de lo local. Entre sus caminos se alza la escultura de mármol del Cosmogolem, garante de los derechos de los niños, de nueve metros y medio de altura.

Nomadland es una zona de colaboración entre LaBiomista y la ciudad de Genk, un puente entre ambos mundos. Sus áreas de picnic, espacios para eventos y foodtrucks atraen tanto a los vecinos como a los visitantes llegados de todo el mundo, contribuyendo al desarrollo y progreso de la comunidad.

Todos los ingresos que genera LaBiomista se reinvierten en el propio parque y en proyectos de desarrollo de la comunidad de Genk.

Genk, la ciudad del carbón, y C-mine

Genk sabe reinventarse. Tras un pasado de prosperidad minera en la primera mitad del siglo XX, el cierre progresivo de los tres yacimientos de carbón –Winterslag, Waterschei y Zwartberg– sumió a esta localidad flamenca de casi 70.000 habitantes en una crisis profunda, que salvó –solo temporalmente– la llegada de la factoría Ford a finales del siglo XX. El cierre de la fábrica en 2012 trajo nuevos desafíos sociales al municipio que hoy resurge con dinamismo y creatividad por tercera vez mediante proyectos de economía sostenible basados en su historia minera.

Además de LaBiomista, C-mine es hoy un lugar de ocio, arte, creatividad e inspiración en los terrenos del antiguo yacimiento de Winterslag, el último en cerrar en 1987. Aquí se mantienen las torretas de extracción, a las que puede subirse, y algunos espacios se han reconvertido para alojar exposiciones artísticas, hay talleres de estudiantes, empresas creativas y una escuela de diseño. Edificios industriales de principios del siglo XX se han reconvertido en salas de cine o en la Luca School of Arts. Se trata de un sitio hermoso y muy interesante, donde la historia se encuentra con el futuro. Pueden visitarse muchos de sus espacios y es posible recorrer los túneles y corredores donde trabajaban los mineros, con sus voces grabadas como sonido de fondo, que llega desde los años cincuenta.  

El hedonista elige

El hedonista elige

LaBiomista, una mezcla de casi todo, by Koen Vanmechelen

Maria Luisa Fuentes

¿Instalación biocultural? ¿Ecosistema creativo? LaBiomista genera más preguntas que respuestas. No es un parque temático, ni un zoo, ni un museo, ni un laboratorio biológico… Pero tiene un poco de todo. Ideado por el artista belga Koen Vanmechelen, este proyecto inclasificable abrió sus puertas el pasado julio en Genk (Bélgica) sobre las tierras de una antigua mina de carbón. leer

Todo esto
y mucho más
en El hedonista elige
+