El Hedonista El original y único desde 2011

“Las preguntas no son nunca indiscretas. Las respuestas, a veces, sí”. Oscar Wilde

Menu abrir sidebar

Historias en blanco

Vallnord

Tercera propuesta con Andorra como destino elegido para unas vacaciones blancas.

La estación de Vallnord engloba los sectores de Arcalís y Pal-Arinsal. Ubicado en el idílico valle de Ordino, Arcalís es el sector más alpino, y por su orientación norte, con cotas de hasta 2.630 metros, el que mantiene una mejor calidad de la nieve. Incluso ofrece buenos grosores cuando el resto de las estaciones del Pirineo andan justas de nieve. Por ese motivo, es la estación favorita de los andorranos y de los que presumen de ser “del Norte”.

En Arcalís se practica el esquí más deportivo, como el speedride (con parapente). Podrás probarlo en tandem y elevarte como un pájaro. Los amantes del snowboard cross y del esquí fuera de pista cuentan con una veintena de zonas y 130 itinerarios, una escuela de esta especialidad y dos remontes de uso exclusivo para los riders. Precisamente aquí se celebran eventos internacionales como El Dorado Freeride. Y los más osados disfrutarán sin límite en las pistas vírgenes de mayor altitud de Arcalís, epicentro del heliesquí.

Los esquiadores poco experimentados tienen a su disposición la pista verde más larga del Principado, de ocho kilómetros de longitud. Y los niños, el Family Park, una zona delimitada con varios circuitos infantiles.

El sector de Arinsal es eminentemente joven, con fiestas diurnas y DJ en pistas. Aquí está la pista de mayor desnivel de Andorra, con más de mil metros. Desde Arinsal, se accede esquiando a Pal gracias al teleférico que une los dos sectores.

El sector de Pal es más familiar. El Baby Club y el Peke Park están pensados para los más pequeños.

En Arinsal y Pal también se practica el freeride: en Arinsal por pendientes más pronunciadas, en Pal por una preciosa zona más boscosa y menos empinada.

Vallnord apuesta por un público joven. Hay ofertas combinadas muy interesantes: el pack ski&food por 44€; la opción 100% emoción que incluye forfait de día y 4 horas de curso de iniciación al speedriding, o el Pack Heliexperience, con forfait de 1 día más 2 ascensos en helicóptero por 234,50€

DIVERSIÓN EN PISTAS
The Clear Days es un programa de espectáculos musicales y visuales, para disfrutar mientras esquías. Está pensado para todos los públicos y combina clubbing, food & drinks en un ambiente muy deportivo de nieve y montaña.

HOTELES
El hotel y spa Xalet Bringué, en El Serrat, está recién inaugurado. La mitad de sus habitaciones tienen balcón y orientación sur-sureste. Su restaurante, con terraza, es muy agradable en días soleados.

El hotel Palomé en Erts es miembro de la cadena Relais du Silence. Su dueño está pendiente de cada detalle, y el trato es muy familiar. Su restaurante es de cocina casera. Quizá lo único que se eche en falta aquí sea una pequeña sauna para relajarse después de una dura jornada de esquí o montañismo.

RESTAURANTES TRADICIONALES
No podía faltar un apartado dedicado a la cocina andorrana, típicamente de montaña, que ha sabido evolucionar manteniendo sus raíces y el respeto a los productos. Esta es nuestra elección para la zona de Vallnord:
Borda Raubert, recomendada por la Guía Michelin 2014 y elegida por la Guía Repsol.
L’era d’en Jaume, con un delicioso balconcillo al sol para los que tienen suerte de llegar los primeros.
El Molí dels Fanals, en una preciosa borda en Sispony.

Lejos del bullicio de Andorra la Vella, el encantador pueblo de Ordino, a más de 1.000 metros de altitud, representa el sosiego y la tradición. Un arroyo de aguas cristalinas bajo un puente de piedra, el sendero bordeado de árboles que asciende hacia él, casonas de piedra, pequeños huertos por donde picotean las gallinas…y una preciosa plaza junto a la iglesia de Sant Cebriá. No hay nada que desentone: hasta los carteles que anuncian un banco, una tienda, son respetuosos con el entorno.

Historias en blanco

Todo esto
y mucho más
en Historias en blanco
+