El Hedonista El original y único desde 2011

“Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro”. Emily Dickinson

Menu abrir sidebar

Huele a París

FRAGANCIASTrío de perfumes de nicho para inaugurar la primavera

De Cassili, de Parfums de Marly; a Pavillon Rouge, de Jovoy, sin olvidar Sharisme Insensé, de Rancé, un gran descubrimiento.

Para dejar atrás el invierno, y ya en primavera, un buen modo de dar la bienvenida a la nueva estación es eligiendo un perfume. Los tres que hemos seleccionado tienen tres cosas en común: son de escasa distribución, potentes y franceses. Perfumarse es un acto personal, un modo libre de elección, dependiendo del momento y sobre todo de la personalidad de cada uno. Los perfumes de nicho destacan por la riqueza de sus ingredientes y la confidencialidad, a la hora de su distribución. Hoy traemos las novedades de tres casas, Parfums de Marly, Rancé y Jovoy.

Si bien es verdad que el universo de nicho o confidencial en este terreno se está desarrollando cada vez más, con multitud de lanzamientos, lo que algunos pueden interpretar como una saturación, está lejos de llegar a la distribución masiva. Parfums de Marly, que presentara el pasado verano un masculino, Percival, e inaugurara hace pocos meses su primera boutique, en el número 26 de la rue Cambon, de París, presenta ahora el femenino Cassili. Aprovechando el lanzamiento, la escritora y conferenciante experta en el universo del perfume Elisabeth de Feydou nos dio una clase magistral, uniendo la historia de la maison con la marquesa de Pompadour. Me cuenta Julien Sprecher, su máximo responsable, que entran en El Corte Inglés de Madrid, Barcelona y Marbella.

La segunda de las propuestas llega de la mano de Rancé, bajo el nombre Sharisme Insensé. Obra de Maurizio Cerizza, y de lo más amaderada, con componentes como la bergamota, el incienso, la pimienta negra, las notas marinas, la vainilla y el cedro, entre otros. Su sobrio frasco nos trae a la memoria los tiempos de Napoleón III y Eugenia de Montijo, clientes de esta casa de finales del siglo XVIII, y cuyos actuales impulsores esperan potenciar su presencia en España, “un mercado interesante para las firmas de nicho”, como me señala Patrick Pace, de Rancé. Quizá por ello, asocian con la nueva fragancia un texto en castellano de Jorge Luis Borges, y lo incluyen sin traducción; un texto que dice así: “Quizá en mi cara estuviera escrita la magia/ Quizá yo mismo fuera el fin de mi busca”.

Y cerrando este trío, o esta pirámide –recordemos además que las pirámides olfativas son esenciales en el terreno de la perfumería–, nos detenemos en Pavillon Rouge, de Jovoy. Aunque vio la luz hace unos meses, se revela atemporal, con reminiscencias de ron y güisqui, así como de ámbar; una fragancia a la que han llamado “de conquista y aventura”. Un trío, en suma, el presentado del que alguno puede que diga no ser lo de más primaveral, por sus componentes y los potentes aromas que destilan. Pues sí, me leyeron estamos de acuerdo: el universo confidencial no conoce de estaciones. Lo mejor por tanto es aplicarse poca cantidad en la piel de aquella que más nos embriague. ¿Y dónde se ha de poner un perfume una mujer?, le preguntaron una vez a la Grande Mademoiselle de la moda: “Donde quiera ser besada”, respondió.

www.abrahamdeamezaga.com

Huele a París

Todo esto
y mucho más
en Huele a París
+