El Hedonista El original y único desde 2011

“Las preguntas no son nunca indiscretas. Las respuestas, a veces, sí”. Oscar Wilde

Menu abrir sidebar

We Love New York

Ha abierto nuevo espacio floral, Verde, en el barrio de Salamanca, en MadridRicardo Douaihi, memorias de Nueva York (1)

Nació en Venezuela, y ha vivido en Nueva York. Comparte con nosotros recuerdos y un gintonic con Seagram's.

Powered by Seagram’s

Es media tarde y primavera en Madrid, una ciudad que abre sus puertas al buen tiempo con una naturalidad sureña que no por habitual deja de sorprerdernos cada año. Ricardo Douaihi nos recibe en su nuevo espacio, Verde, para tomar un gintonic mientras charlamos de su viaje vital al otro y a este lado del Atlántico. Rodeados de flores de aquí y de allá, percibimos en sus trabajos florales una mezcla bien avenida de influencia inglesa y exhuberancia venezolana.

El camino de Ricardo Douaihi como diseñador con tienda propia comenzó en Nueva York, ciudad en la se formó en el prestigioso Fashion Institute of Technology (FIT). En esos años en Manhattan, Douaihi abrió un taller de costura logrando que su primera colección fuese adquirida por la tienda que, a finales de los años ochenta y durante los noventa, marcaba tendencia en el mundo de la moda neoyorquina: Patricia Field. Muchos seguramente la recordarán como la estilista de la famosa serie de televisión Sex and the city.

Al poco tiempo, Ricardo estaba listo para abrir su propia tienda en Columbus Avenue de Manhattan que estuvo abierta hasta 1998, cuando un tentador contrato lo llevó a la ciudad de Milán, Italia, a trabajar como diseñador de las treinta y dos tiendas que la firma Itochu Corporation poseía en Japón.

Tres años más tarde, otra ciudad europea se cruzaba en el destino de Ricardo Douaihi: Madrid, donde fija residencia y nuevamente abre una tienda de ropa y accesorios, esta vez con su propia marca, Douaihi, en la Calle Castelló del Barrio Salamanca, abierta hasta 2007, cuando Ricardo se va a Inglaterra a desarrollar su línea de tocados para novias, incursionando también con este trabajo en el maravilloso mundo de las flores.

Es en 2014 y ya de regreso en Madrid, cuando Douaihi comienza a dar rienda suelta a la idea de dedicarse de lleno a otra de sus grandes pasiones, el diseño floral y la decoración de jardines y terrazas. Muy pronto, su pasatiempo personal trasciende a amistades y círculas cercanos, quienes cada vez con más frecuencia solicitan de su asesoramiento para espacios residenciales o comerciales.

A partir de ahí, Douaihi comienza estudios en la Escuela de Paisajismo y Jardinería Castillo de Batres, de Madrid y a finales del año 2015, junto a un grupo de socios, la idea de abrir un espacio de arte floral y decoración vegetal ya estaba tomada.

De la mano de Ricardo Douaihi, Verde abrió sus puertas el pasado 17 de marzo de este mismo año, un concepto amplio que desde su concepción emerge con sello propio, una tendencia con aires de frescura y elegancia dentro del diseño y la decoración vegetal de una ciudad que inspira con sus espacios y su luz: Verde nació en Madrid y es para Madrid.

Ricardo Douaihi sabe cómo interpretar todo esto de forma artística y con su trayectoria como diseñador, la experiencia acumulada y el uso de flores y materiales vegetales conseguirá llevar a cabo, con esta nueva aventura, las ideas y peticiones de los clientes de Verde hasta satisfacer gratamente sus deseos.

¿Qué es Verde?

Es vigor, vida, crecimiento y expansión, porque es afín con la naturaleza y crea conexiones con ella, produce empatía con los demás y ayuda a encontrar, de forma natural, las palabras justas: belleza, armonía, color, contraste, elegancia, ritmo y prosperidad.

¿Cómo llegas a Nueva York?

A finales de los ochenta, en ese momento en que la ciudad estaba viviendo una etapa extraordinaria desde el punto de vista artístico y en todas sus manifestaciones. Por otro lado, la ciudad comenzaba a recuperar la seguridad que no tuvo en la década anterior y la vida nocturna estaba en pleno apogeo. A esa ciudad llegué para comenzar mis estudios de Diseño de Moda en el FIT mientras, en paralelo, me unía al equipo de trabajo en el taller de ese gran diseñador venezolano que fue Alfredo Viloria. Me quedé 11 años.

¿Cómo es la ciudad?

Es una ciudad vibrante, con mucha energía. Al contrario a lo que mucha gente piensa, en Nueva York nunca te sientes solo, haces amigos con mucha facilidad y con el tiempo, esas personas que te rodean comienzan a transformarse en tu familia elegida neoyorquina. Es la ciudad donde todo parece posible y te da la sensación de que las cosas suceden primero allí  que en cualquier otra parte del mundo. La diversidad cultural que hay en Nueva York no la tiene ninguna otra de las ciudades en las que he vivido, los días duran 24 horas sin pausa a un ritmo acelerado y esa velocidad es muy contagiosa. Tiene una oferta cultural impresionante, no te alcanza el tiempo para descubrir todo lo que la ciudad ofrece.

¿Cuáles eran tus lugares preferidos allí?

En los años en los que yo viví en Nueva York frecuentaba el Tunnel Bar, Area, Danceteria, que eran los sitios de la movida nocturna de la época. Recuerdo haber visto a Madonna, Grace Jones, B´52, Barry White y a tantos otros en Palladium e imposible sería olvidar un lugar como Lime Light.
Mi restaurante favorito era el Florent, de comida francesa y el Odeom, con una carta internacional. También iba mucho a Little Italy, Chinatown y mis compras para la casa las hacía en el Balducci. Barney´s era mi tienda predilecta, junto a los flee markets del Upper East Side para los fines de semana.
Pero el gran espacio de encuentro y de esparcimiento era, sin duda, Central Park. En mi caso, ya que mi tienda quedaba muy cerca, el parque formaba parte de mi vida, allí coincidía con amigos, hacia ejercicio, iba a conciertos y todas esas cosas maravillosas que un pulmón vegetal como ese permite a los neoyorquinos.

¿Cómo definirías tu vida allí?

Como una etapa maravillosa, intensa, que me dio la oportunidad de aprender, de crecer como ser humano, definiendo lo que soy hoy en día. Llegue a Nueva York muy joven y me fui siendo un adulto, de manera que esa etapa siempre será un gran referente en mi vida, fui muy feliz en Nueva York.

¿Podrías programar un día de la mañana a la noche en la vida de un gentleman que vive en Nueva York?

Siempre me ha gustado el trabajo intenso por la mañana, desde muy temprano y Nueva York no fue la excepción, trabajaba corrido hasta mediodía. Luego, almuerzo en Tribecca y por la tarde reuniones pendientes y de planificación, en Nueva York hay que planificar todo y llevar una agenda. Temprano en la noche, un poco de ejercicio y cena, si es de negocios, en el Restaurant The Market del West Side, si no, una cena tranquila en casa y un merecido descanso.

¿Cuándo regresas a España?

España siempre ha estado en mi vida por razones familiares pero, en realidad, la primera vez que vine a vivir en España fue en el año 2000, de regreso de Milán.

Para ti, ¿cuál es el parecido entre Nueva York y Madrid?

Nueva York y Madrid tienen mucho en común, la intensa vida nocturna, la relación entre los ciudadanos y el espacio abierto y público, la amplia oferta cultural y la diversidad, en ambas ciudades hay gente de todas partes del mundo, ciudades cosmpolitas.

¿Diferencias entre Nueva York y Madrid?

En Madrid percibo más uniformidad en los ciudadanos, Nueva York te da la impresión de que cada persona tiene una identidad propia. Nueva York, como dije antes, no tiene pausas, Madrid si las tiene, por ejemplo, en verano se queda sola porque sus habitantes salen de la ciudad y eso resulta perceptible

¿Lugares de Madrid más neoyorquinos?

Definitivamente, el Bar Chicote con su ambiente retro pero muy vanguardista en la propuesta y la música, y el De Diego que definitivamente sirve los mejores cocteles de Madrid. También puedo mencionar el José Alfredo y el Evaristo, con la mejor escena electrónica.

¿Restaurantes y tiendas?

Me gusta mucho Velázquez 17, por su ambiente relajado que me recuerda mucho a Nueva York, así como también la terraza del Círculo de Bellas Artes y El Taj, con la más auténtica comida hindú de la ciudad y un ambiente muy neoyorquino.

 

We Love New York

Todo esto
y mucho más
en We Love New York
+