El Hedonista El original y único desde 2011

“¡Si uno conociera lo que tiene, con tanta claridad como conoce lo que le falta!”. Mario Benedetti

Menu abrir sidebar

Al punto

En el jardín interior de un cinco estrellasEl brunch, en el Hotel Único

Y servido por el chef Ramón Freixa, que ostenta dos estrellas Michelin en su restaurante homónimo de Madrid. Ahora, con sabrosas novedades.

El chef Ramón Freixa conoce perfectamente el significado de la palabra brunch. Por ello, su oferta en el sensacional Hotel Único, en la calle Claudio Coello, no pasa desapercibida. No es nueva, pero introduce interesantes novedades, y nunca está de más recordar una dirección altamente recomendable como ésta. Para tomar el brunch y, cómo no, el almuerzo y la cena.

El brunch, seamos sinceros, no se toma cualquier día. Se reserva para una ocasión especial y así se suele vivir. Y dirá usted, querido lector, ¿pero si hablamos tan solo de desayunar para qué tanta ceremonia? No, se trata de un gran desayuno o de un almuerzo, un tanto temprano, y que combina bocados dulces y salados, coctelería, café, té, etc. Se suele tomar con calma y deleite y, casi siempre, bien acompañado. Por eso, cuando se elige el establecimiento equivocado, la decepción es mayúscula; y es que cuando decidimos disfrutar de un brunch esperamos que verdaderamente lo sea. Si no, mejor quedarse con la tostada y el café de cada mañana, y el almuerzo de después.

Ramón Freixa lo sabe y piensa tanto en quienes buscan un desayuno generoso como en quienes desean disfrutar de una relajada comida de domingo. Cuida no solo la materia prima y la selección de recetas, también mima el servicio y pequeños detalles que no pasan desapercibidos.

Para comenzar, se puede tomar un cóctel o un zumo, quizá de fresa y menta, o de tomate y albahaca. A continuación, entrantes como la ensalada de quinoa, la ensaladilla rusa o la célebre ensalada césar, por citar algunos. También se puede degustar jamón embutidos ibéricos, fuets, patés o jamón de pavo braseado.

Entre los bocados dulces: bizcochos, bollería, tartas, chocolates, macarons y postres de autor. Así como una amplia variedad de buen pan y quesos realmente especiales que se pueden acompañar de uvas, frutos secos y mermeladas. Sin olvidar, la selección de yogures de Pastoret.

Todavía faltan los platos principales. Por ejemplo, huevos benedictinos, camperos, pochados, con la tradicional salsa holandesa y con la opción de ser acompañados por jamón o salmón ahumado. Otra opción es la ya famosa -y de tamaño considerable- hamburguesa de rabo de buey y rellena de foie, que se sirve con mostaza de finas hierbas y patatas fritas. Este año, se incorpora el jarrete de cordero, confitado con una salsa de corte oriental y un carpaccio de atún de Tarragona, con encurtidos, salsa tártara y flores de alcaparras fritas.

Hablábamos de un momento especial y el escenario, sin duda, lo es. Y es que este hotel boutique ocupa un palacete del barrio de Salamanca que conserva el encanto de otra época y que combina con una estética muy moderna y artística. No solo eso, sino que además tiene un bonito patio interior al resguardo del tráfico y del ir y venir de los peatones. Allí, en un coqueto oasis a salvo de las miradas, se sirve el brunch. Es el lugar idóneo para los próximos días de primavera y, llegado el verano, cuenta con climatización.

Por último dos datos prácticos: El horario es 12.30 a 14.30 horas, y el precio 49,50 euros (IVA incluido). El próximo domingo puede ser un momento especial, depende de usted y podrá, como hoy, seguir leyendo nuestro magazine, pero eso sí, acompañando la lectura de delicados bocados.

Al punto

Al punto

Verás cómo vuelves

Miguel de Santos

En las Estaciones de Servicio de Cepsa es posible comprar casi todo lo que necesitas para una comida o cena gourmet. leer

Todo esto
y mucho más
en Al punto
+