El Hedonista El original y único desde 2011

“¡Si uno conociera lo que tiene, con tanta claridad como conoce lo que le falta!”. Mario Benedetti

Menu abrir sidebar

Al punto

Procede del manantial Los Barrancos, en LeónAuara, agua contra la desigualdad

700 millones de personas en el mundo no tienen acceso a agua potable. Auara es la primera marca de agua social con eco-conciencia de España. Pretende un impacto social y medioambiental.

Hoy, 22 de marzo es el Día Mundial del Agua y recordamos que en el mundo 700 millones de personas no tienen acceso a agua potable. Otras, sin embargo, tenemos el privilegio de poder abrir los grifos y dejar que corra. Lo hacemos tantas veces al día, estamos tan acostumbrados que no valoramos ese gesto, e incluso, podemos adquirir infinidad de marcas embotelladas.

Por suerte, todavía existen personas que se dan cuenta de tamaño privilegio, que son conscientes de que el agua también marca diferencias y que son, a todas luces, abismales e injustas. Auara es la primera marca de agua social con eco-conciencia de España. Destapamos su contenido. 

Auara es una palabra etíope que significa ‘Tormenta de arena en el desierto’. En opinión de sus creadores, no había mejor forma de describir la falta de agua más extrema. Ellos han creado, según sus palabras: “El agua con valores”. Es una empresa social que destina el 100% de los dividendos que generan a proyectos para llevar agua a personas que viven en la pobreza extrema.

Además, se han propuesto reducir el impacto ambiental de las botellas. Son de producción española con un 100% de plástico (PET) reciclado, que no proviene del petróleo sino de reciclar otras botellas. El diseño tampoco es arbitrario y se ha basado en la eficiencia del cubicaje para optimizar el transporte. El resultado es hasta un 20% más de botellas por palé que un formato tradicional. Y con el objetivo de no aumentar su huella medioambiental, descartan la exportación.

Llegará al mercado en unos días, en abril, y su precio será aproximadamente de 0,50 euros. Procede de Los Barrancos, en León, es de mineralización débil, baja en sodio y alcalina. En opinión de sus impulsores, Auara introduce un cambio drástico en la forma de consumir un producto y de involucrarse en causas sociales. Ellos pretenden convertir un acto tan cotidiano como beber agua en un acto extraordinario. Y es que, aseguran que la forma más fácil que tenemos las personas de poder influir en nuestro mundo está en lo que consumimos y en los valores que hay detrás.

El acceso a agua limpia podría suponer un cambio esencial en la vida de millones de personas. Entre otros: la reducción de hasta un 80% de las enfermedades, la posibilidad de acceso a la higiene, la reducción de las hambrunas, el impulso de la independencia de la mujer y la posibilidad de escolarización de los niños.

El impacto en la salud es total y se pueden reducir las tasas de mortalidad infantil de manera drástica. Además, la falta de agua para cultivos por sequías es la principal causa de hambrunas en lugares en los que se practica una agricultura de subsistencia. En estas condiciones, tener acceso a agua para cultivar es un seguro de vida.

Por eso, ellos han decidido desarrollar proyectos basados en el agua: acceso a agua potable, higiene y agricultura. Para lograrlo trabajan con socios locales que seleccionan cuidadosamente y se aseguran de que tienen un impacto real, son transparentes, y sobre todo, tienen un seguimiento en el largo plazo.

Según los últimos informes presentados, el consumo diario de botellas de agua embotellada en el mundo ronda los 288 billones de litros anuales. Elegir una u otra marca es luchar o no contra la desigualdad. Quien elige Auara sabe que su compra tiene un impacto positivo en algún lugar necesitado del mundo y gracias a un código QR, que aparece en la etiqueta, puede saber a qué proyectos ayuda.

Agua contra la desigualdad, hoy y cada día.

Al punto

Al punto

Verás cómo vuelves

Miguel de Santos

En las Estaciones de Servicio de Cepsa es posible comprar casi todo lo que necesitas para una comida o cena gourmet. leer

Todo esto
y mucho más
en Al punto
+