El Hedonista El original y único desde 2011

“¡Si uno conociera lo que tiene, con tanta claridad como conoce lo que le falta!”. Mario Benedetti

Menu abrir sidebar

Al punto

Comunica ideas, conceptos y emociones a través de la gastronomíaElsa Yranzo, la comida como medio de expresión

Inquieta e inconformista, sabe cómo generar experiencias sensoriales y creativas, y no dejar indiferente. Bienvenidos a la reflexión.

Elsa Yranzo afirma que era inevitable ejercer una profesión creativa o, mejor dicho, inventársela porque lo que ella hace es 100% original. La creatividad corre por sus venas: su abuelo era ebanista, su padre es escultor y su madre ceramista. Por tanto, era inevitable.

Es entusiasta, vital, curiosa, exigente, independiente e intuitiva, pero también confiesa ser muy nerviosa e impaciente. Actualmente diseña eventos y transmite mensajes e ideas utilizando como medio de expresión artística todo lo relacionado con la comida y la gastronomía.

Si tuvieras que presentarte en unas líneas…
Soy “food designer”. Uso la gastronomía como medio de comunicación de conceptos, ideas y emociones para generar experiencias sensoriales y creativas.

¿Cuál es el proyecto del que más orgullosa te sientes?
Estoy muy orgullosa de Casamitjana 15, el estudio que comparto con mi padre Antoni Yranzo, que es escultor. Se trata de un espacio muy especial situado en el barrio barcelonés del Poblenou. Fue la ebanistería de mi abuelo.

¿Qué tiene de especial dicho lugar y qué se genera allí?
Como dije es el taller que comparto con mi padre, pero también es un espacio abierto al público. Es un lugar que invita a la creatividad, al diseño y al arte y lo alquilamos para eventos, reuniones de trabajo y rodajes. También diseñamos experiencias y dinámicas creativas para empresas y particulares, interactuando siempre con el taller, las obras de mi padre y con el barrio barcelonés del Poblenou.

¿Cuál es el proyecto que más te costó desarrollar?
Junto con Ainara Murillo hemos fundado la plataforma Food Design Collective para promover y dinamizar el “food design” en Barcelona. Ésta es una disciplina relativamente nueva y poco conocida, y está costando un poco que los profesionales que la ejercemos formemos colectivos.

¿El que dejó sin palabras a los asistentes desde el principio?
Este proyecto aún está por llegar.

¿Alguno que tengas pendiente por realizar, pero que sigue en tu mente?
Tengo pendiente montar un gran sarao junto con mi chico como “sustituto” de nuestra boda. A mi chico le asusta que pueda ser un poco demasiado artístico.

¿Tus clientes, tanto empresas como particulares, te cuentan, tú piensas y, además, ejecutas?
Sí, yo pienso y además ejecuto, pero trabajo con cocineros, agricultores, diseñadores gráficos, fotógrafos y otros profesionales que garantizan un resultado óptimo.

¿Cómo es la experiencia del público?
La gente siempre está dispuesta a probar cosas nuevas, a experimentar, jugar y reflexionar. A mí me encanta observarles y aprender de sus reacciones. Siempre que sea posible me gusta que mi trabajo invite a reflexionar sobre temas de actualidad.

¿Cómo es tu vínculo con la comida?
La comida es una necesidad, pero también es política, economía, historia, cultura, medicina. La comida puede ser adictiva. Es vida y es muerte. La comida es un derecho y es lujo, es arte y es diseño.

También destinas tu ingenio y tiempo a La Imperfecta Belleza
Es una iniciativa que tiene como objetivo dar visibilidad a una problemática social que amenaza a nuestra sociedad: Un tercio de la comida se tira por criterios estéticos. Nuestra misión es replantear nuestros hábitos de consumo a través de coloquios, exposiciones, publicaciones y experiencias gastro-artísticas, siempre desde una visión más artística y de diseño.

¿Qué hábitos de consumos deberíamos replantearnos?
Siempre deberíamos cuestionarnos qué es lo que comemos y de dónde viene.

¿Hay algo que te enerve y que esté relacionado con la alimentación?
La forma en la que comemos no es ni sana ni sostenible.

¿Te gusta cocinar?
Cocino poco, no tengo suficiente paciencia. Prefiero estar al otro lado de los fogones.

Un desayuno, almuerzo o cena es especial si…
Si lo comparto con mi familia y sin reloj.

¿Qué haces para relajar tu mente y encontrar nueva energía e ideas?
Me cuesta relajarme, pero cuando viajo lo consigo. Así que un par de veces al año intento cruzar mares y perderme en culturas distintas. Hace poco estuve en Vietnam y ahora estoy preparando un viaje a Nueva York.

¿Qué libro tienes en estos momentos entre manos? 
Ahora estoy terminando Cocinar de Michael Pollan y ya tengo preparado su nuevo libro El dilema del omnívoro, en el que discute lo que hay detrás de los alimentos que consumimos.

Al punto

Al punto

Verás cómo vuelves

Miguel de Santos

En las Estaciones de Servicio de Cepsa es posible comprar casi todo lo que necesitas para una comida o cena gourmet. leer

Todo esto
y mucho más
en Al punto
+