El Hedonista El original y único desde 2011

“¡Si uno conociera lo que tiene, con tanta claridad como conoce lo que le falta!”. Mario Benedetti

Menu abrir sidebar

Al punto

Buenos vinos, carnes, quesos, arroces... Turín nos cautiva por el sentido del gusto.En la Turin Epicurean Capital

A pesar de su fama de ciudad industrial, Turín y la región del Piamonte, esconden estupendos secretos gastronómicos.

Turin EpicureanCapital es un evento Internacional organizado por Lucia Hannau y que el  verano pasado celebró su segunda edición. Tuve el privilegio de ser invitada para participar como ponente, en mi calidad de food stylist.

La Turin EpicureanCapital es un encuentro de foodies, bloggers, productores de vino, restauradores, escritores gastronómicos y chefs de diferentes partes del mundo con el objetivo de compartir la visión particular y personal de los asistentes acerca del significado universal de la gastronomía y a su vez conocer la tradición enológica y gastronómica de la región del Piamonte y de su capital, Turin.

Además de poder conocer y compartir la pasión por la gastronomía con cada uno de los asistentes y sus particularidades, descubrí la riqueza de una región no tan turística, pero sin duda sorprendente y que ofrece una variedad de platos que van más allá de las ricas pizza y pasta.

La región del Piamonte posee una gran herencia cultural francesa, austriaca y del reinado de Los Saboya. Es así como se entiende la elegancia y el refinamiento al tomarse un vermut o un café en cualquiera de los bellos locales de Turín, aun cuando hoy en día el Piamonte sigue siendo una de las regiones más agrícolas de Italia, donde los cereales, los viñedos, frutas, verduras, arroces, la trufa blanca de Alba por la que cada año se pagan cifras altísimas, el ganado, las truchas, los quesos, mantequilla y como no, sus chocolates están presentes en casi todos los locales, tabernas o restaurantes.

En la región del Piamonte, llamada en ocasiones “El templo gourmet” , existe una universidad de Las Ciencias gastronómicas y allí es donde se atribuyen el origen del movimiento Slow Food y Terra Madre. En Turin existe una asociación de chefs y una prestigiosa escuela de cocina. Torino fue la primera capital de La Italia unificada, es una ciudad pequeña, pero con un arquitectura imponente y es muy fácil de recorrerla a pie, gracias a su casi 18 Km de arcadas o soportales, construidos para poder disfrutar de sus calles, pese a la lluvia frecuente.

En los bellos y tradicionales cafés de Turín , casi todos abiertos en su día por cocineros o chefs de la corte de Los Saboya, se puede disfrutar de un rico café acompañado de unos Gianduiotto, esos típicos bombones piramidales hechos de gianduja: pasta de chocolate y avellana. Para los más golosos el chocolate caliente o el típico Bicerin, que se creó en el café con el mismo nombre en el siglo XIX: bebida de café expresso, chocolate caliente, nata y cacao espolvoreado; también se puede degustar en el histórico Caffé San Carlo, con su decoración original mantenida desde 1822 en la que destacan las lámparas de Murano y las pinturas al temple o Caffé Torino, abierto en 1903.

El Madama, palacio y actualmente Museo Cívico de Arte Antiguo, es uno de los pocos edificios históricos en el que poder tomar un rico café en las “estancias reales” con vistas a la Piazza Castello, a través de sus inmensas cristaleras originales.

El vermut fue creado en Turín, cuando en el año 1786 se comenzó a aromatizar el vino blanco con hierbas y especias que algunos casos son más de 30 distintas. Si se vaa Turín es obligatorio tomar un vermut a la hora del aperitivo.

Tierra de buenos vinos. La Cantina Torino, local moderno que alberga más de 220 referencias de vinos de la región del Piamonte , resulta el sitio ideal para degustar, asesorados por su propietario y sumiller, los grandes vinos de la región : Barolo, Barbera, Barbaresco, Neviolo y los más de 200 restantes, siempre acompañados por un soberbia tabla de embutidos y quesos curados a las hierbas, en vino tinto, con especias o quesos cremosos de cabra. La ubicación privilegiada de la región de Piamonte, con sus grandes extensiones de pastos produce, una gama muy extensa de quesos artesanos junto a los famosos Roccaverano, Castelmagno, Murazzano, Grasso de Alpe, Roschera, Gorgonzola, Taleggio o Grana Padano.

La producción de vino en el Piamonte es amplia y cuidada, y se da el caso de que existen locales especializados en un solo vino, como es el caso de la Casa del Barolo un vino que se obtiene de las uvas Nebbiolo y uno de los grades vinos de Italia. Para acompañar cualquier copa de Barolo, en este local se sirve un sabroso steak tartar .muy común en Turin (al ser esta región la mayor productora de carne en Italia) -servido sin yema de huevo, aderezado con sal, pimienta, aceite de oliva y acompañado de los famosísimos grissini, que se inventaron en 1668. Otro de los platos característicos de Turín es el Vitello Tonnato, elaborado con ternera con salsa de atún, anchoas, alcaparras, mayonesa y limón.

Si de arroz hablamos, en la región del Piamonte se encuentra Vercelli “capital europea del arroz” . El Arroz a la Piamontesa es una delicia hecha con ingredientes típicos de la zona: arroz cocinado con caldo de carne, vino Barolo, setas, queso curado y nuez moscada. En Turín se encuentra el  restaurante Il Viccolo donde se sirven 17 variedades de Risotto, (con vino tinto, con trufa, con setas, con quesos …).

Si hablamos del gelatto, hay que destacar la producción artesanal y sobre todo los originales y riquísimos helados de Malvasía ( vino dulce y oloroso) de Gelati Moretti , ó de los únicos helados de la heladería Léssenza del Gelato  atendida por sus propietarios y artífices de unos helados que no se sirven con la típica cuchara de helado, sino que se baten ligeramente con espátula emulsionándolos para mantener la textura cremosa con la que se elaboraron. Recomiendo el rico sorbete de la típica ciruela de Piamonte, pequeña y dulce como una uva, el helado de chocolate salado con trozos de avellana; con textura de terciopelo, sin aire incorporado; el helado de haba de cacao y azúcar mascabado tiene el equilibrio perfecto de dulzor y el crujiente de las habas de cacao. Para los que prefieren la fruta, sirven aquí un helado de requesón, higos frescos y almendras … ¡¡¡deliciosos!!!

En el recorrido gastronómico en Turin, vale la pena ir una mañana al mayor mercado de Europa al aire libre, llamado Porta Palazzo, un mercado de productos locales vendidos por los mismos agricultores y sin intermediarios.

Sin duda alguna la región del Piamonte merece otra visita mucho más extensa en tiempo y lugares, donde los viñedos, los arrozales y las ferias, incluida la de la trufa blanca, harán que nos sorprenda aún más esta rica región que mantiene sus tradiciones gastronómicas sin perderse en la natural camino de la modernidad.

Al punto

Al punto

Verás cómo vuelves

Miguel de Santos

En las Estaciones de Servicio de Cepsa es posible comprar casi todo lo que necesitas para una comida o cena gourmet. leer

Todo esto
y mucho más
en Al punto
+