El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Al punto

Vicky Hayward lleva veinte y ocho años viviendo en MadridVicky Hayward, premio nacional a la mejor publicación de 2017

Vicky Hayward es historiadora, ensayista, periodista, cocinera... y hoy recibe un premio de la Real Academia de Gastronomía a la mejor publicación de 2017.

Hoy, la prestigiosa hispanista Vicky Hayward recibe el premio nacional de la Real Academia de Gastronomía a la mejor publicación de 2017 por una nueva edición del libro “Nuevo Arte de la Cocina Española” de Juan Altamiras.

Vicky Hayward lleva veinte y ocho años viviendo en Madrid. Nació y creció en Inglaterra, donde se formó y trabajó como cocinera antes de estudiar historia en la Universidad de Cambridge. Su interés en la historia social y cultural influyó en su trabajo como editora literaria en Weidenfeld & Nicolson y más tarde en Booth-Clibborn Editions, la editorial londinense de libros visuales de vanguardia. Vivió en Vanuatu dos años que coincidieron con la independencia de esta república; allí trabajó como traductora, intérprete y editora. En Londres como periodista de ensayo escribió sobre temas de cultura popular y sociedad, gastronomía y la cultura alimentaria, viajes, y bellas artes. Conoció España de niña durante varias vacaciones familiares, y en 1990 sus artículos sobre gastronomía la llevaron a Madrid. Desde entonces ha escrito sobre alimentación, sociedad y cultura española para la prensa internacional, y en particular sobre flamenco. De su periodismo han nacido colaboraciones realizadas, por ejemplo, para el cineasta Mike Figgis y para productores audiovisuales. Entre sus trabajos como periodista de viajes hay tres guías de bolsillo de la Costa Blanca (1991), Madrid (1994) y Valencia (2006) y muchos ensayos. En los últimos años su interés por la comida ha confluido con su pasión por la historia,  y ha escrito artículos para la segunda edición de la Oxford Companion of Food y y para revistas especialistas. En 2016, después de más de una década de trabajo, terminó su edición moderna de Nuevo arte de la cocina, un clásico recetario español del siglo XVIII, en el que Vicky entrelaza el texto original con un nuevo contexto histórico y las recetas adaptadas al siglo XXI. En 2017 recibió el premio Jane Grigson Trust y el premio de investigación gastronómica de la Academia Aragonesa de Gastronomía por el libro, y hoy recibe el premio nacional de la Real Academia Española por la mejor publicación de 2017.

¿Desde cuando su pasión por España?

Desde mi infancia, cuando venía de vacaciones e iba descubriendo su cultura, pero fue hacía finales de los años 70 en una visita a unos  amigos en Galicia cuando realmente descubrí la cocina de aquí y quedé fascinada.

Historiadora, ensayista, periodista, cocinera, su perfil es muy peculiar ¿en qué faceta se encuentra más cómoda?

Precisamente en la mezcla de todos. En el Reino Unido mi perfil no es nada excepcional entre escritores y historiadores de la cocina como cultura.

¿Cómo llega a sus manos
“Nuevo Arte de la Cocina Española” de Juan Altamiras?

Me lo regaló el vinatero Jaime Rodriguez (padre de Telmo Rodríguez) en una visita a su familia en Remelluri a principio de los años 90. Era un facsímil atado con un cordel y me dijo: ‘léete esto, es importante’.

¿Qué le atrajo del libro?

Al principio los sabores, la capacidad de Juan Altamiras de jugar con ellos, y su humor. Pero con el paso del tiempo empecé a entrever otras cosas entre líneas, y eso me fascinó: las ganas y la capacidad del autor para contar tantas cosas a los lectores, y no solo de cocina,  a través de sus recetas.

¿Puede hablarnos de esos 10 años de comprobación, de investigación y de análisis de las recetas?

Nunca pensé que iba pasar tanto tiempo estudiando el libro, pero quería llegar al fondo de todo. Lo más difícil fue hacer la traducción siendo fiel al espíritu del autor, y después resultó que podía recrear casi todas las recetas, no solo 50 o  60, poe lo que pensé ¿porqué no hacerlo? La metodología la tenía clara desde muy al principio, y la  idea de la narrativa contextual acompañaba, pero fue lento encontrar las fuentes secundarias y primarias necesarias y mezclar todo de forma natural y asequible. Escribirlo fue cuestión de estructurarlo bien y pulir, como se hace en el buen periodismo o en el ensayo de viajes.

¿Qué aporta su edición de este libro a las anteriores?

El contexto histórico, cultural y social; el análisis de las recetas, sus recreaciones modernas y luego las notas y bibliografía, diseñados por los que quieren estudiar.

 ¿Por qué cree que el libro resulta trascendente para entender la España de la época?

Creo que la crisis económica y climática de la época fue el detonante de un libro que no se hubiera escrito en otros momentos. Hay muy pocos recetarios que sirvan como fuente de la historia social, cultural, religiosa, agrícola y culinaria a la vez.

 Desde luego ha sido un libro muy premiado. Primero recibió el premio Jane Grigson, el más importante en Inglaterra de Cultura Gastronómica, después el de la Academia Aragonesa de Gastronomía, le ha concedido el premio de investigación gastronómica 2017, y ahora el de La Real Academia de Gastronomía Española a la  Mejor publicación de 2017. ¿Qué supone cada uno de ellos?

Los tres premios son realmente importantes para la cocina popular española, y ese reconocimiento es cultura. Al nivel personal, el premio Jane Grigson representó la primera esperanza de que el libro podía llegar a un público amplio y, a la vez, el aprecio de mis compañeros. Lo de la Academia Aragonesa llegó como una sorpresa tremenda por la seriedad de la investigación agrícola, científica y alimentaria en la región, Ahora, el Premio Nacional me hace soñar que el estudio de la historia de la cocina puede tomar raíces en España, este golpe de corazón que dices, a lo mejor puede ser….

¿En qué punto se encuentra la investigación gastronómica en España?

Muy avanzado en la parte científica y en la creativa – ya sea de agricultura, alimentos o en la cocina – porque cada elemento es vital. Pero por varios motivos el momento de mirar hacía siglos pasados no había llegado por lo que a partir de ahora habrá descubrimientos importantísimos porque hay mucha riqueza de archivos en España y están bien conservados.

¿Cree que se debería apoyar más este tipo de investigación?

Sí, pero entiendo que es difícil establecer prioridades en el mundo académico, artístico y científico.

¿Piensa seguir investigando sobre cocina/recetas españolas?

Pues todas las presentaciones del libro han tomado como base una nueva investigación, pero desde luego hay mucho más que hacer. Y me gustaría mucho ayudar a todos los que desde aquí quieran empezar en este camino que yo he iniciado.

1828384858687888scroll down

Al punto

Al punto

Verás cómo vuelves

Miguel de Santos

En las Estaciones de Servicio de Cepsa es posible comprar casi todo lo que necesitas para una comida o cena gourmet. leer

Todo esto
y mucho más
en Al punto
+