El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Bares y lugares

5 bares de novela

Coincidiendo con el Día Internacional del libro, elegimos 5 cafés del mundo que fueron fuente de inspiración de grandes historias.

La vida bohemia y los bares (en su mayoría cafés) siempre han ido de la mano y entre ellos, vacilantes a veces, delirantes otras y siempre genios, han subsistido los escritores. En el día internacional del libro, volvemos a esas mesas donde han crecido y discutido las grandes mentes de la cultura universal. Donde, entre su algarabía de tazas, platos, voces, risas y lágrimas, se han forjado muchas de las grandes obras literarias de todos los tiempos. Repasamos cinco propuestas con las que recorrer el mundo y hacer parada para inspirarse y escribir, si se tercia, una novela.

Caffè San Marco, de Trieste 
En sus mesas Italo Svevo solía empezar las mañanas con un cigarrillo en la mano, no demasiado lejos de allí, en el Caffè Stella Polare,  recibía clases de inglés de James Joyce, que también a menudo escribía en bares. En la actualidad es el escritor Claudio Magris quien ha tomado el relevo, porque en los bares es: “donde la soledad se verifica en medio de los demás. No se enseña nada, pero se aprende la sociabilidad y el desencanto”. De ambiente relajado, con una amplia terraza, la atmósfera es tranquila y apaciguada, en él se puede degustar la cocina de la zona, sencilla pero en su punto.

 Bar Cèntric, Barcelona
Cercano a la que fuera residencia de Roberto Bolaño, cuando tenía dinero es allí donde se tomaba un café, dicen que se inspiró a la sombra de esta barra y su futbolín para escribir Los detectives salvajes. Ubicado en el Raval, este bar de tapas agrupa a una público diverso, inquieto, que vive la ciudad condal con pasión y que rezuma solera por cada uno de sus muros.

Les deux Magots, París
Promotor de uno de los premios literarios más importante de Francia, como alternativo al Goncourt Prix, demasiado académico para ellos, es uno de los centros culturales de la capital gala. Desde 1885, cuando comenzó a vender alcohol y poner café (hasta entonces había sido una tienda), este parisino establecimiento consiguió ilustres nombres de las letras como Rimabaud, Verlain o Mallarmé. Desde entonces todos los grandes movimientos culturales han frecuentado ese parisino local en Saint-Germain-des-prés. Los últimos más ilustres, la pareja formada por Sartre y Beauvoir. Su oferta es de lo más exquisita, tanto en sus desayunos como en los diferentes menús que ponen a disposición del cliente.

 Le Literary Café, San Petersburgo
Cuentan que el padre de la literatura moderna rusa, Alexander Sergeyevich Pushkin, tomó su última cena en este establecimiento, antes de enfrentarse al fatal duelo que le arrastró a la muerte. Este café en el corazón de la ciudad, cuida con mimo la fastuosidad de la tradición rusa, salones que recuerdan a la época de los zares, velas, música en directo, cocina tradicional y sofisticada para un cliente refinado con ganas de volver a tiempos pasados que en la memoria parecen más románticos.

El Café Tortoni, Buenos Aires
Fundado en 1858, con el tiempo se convirtió en la sede de la Peña Literaria y Artística de Buenos Aires. En él se organizaron numerosas tertulias literarias entre periodistas, escritores y poetas destacados como Borges o Allende Iragorri. También pasaron por sus mesas Cortázar o Bioy Casares. En su oferta, además de espectáculos de las más diversas categorías, se esconde la carta habitual de cualquier café, incluido su chocolate con churros. No falta una buena selección de carnes, como argentino que es. De estética porteña hasta la médula es una parada deliciosa si se visita Buenos Aires.

2 respuestas a 5 bares de novela

  1. Bernie dijo:

    Yo añadiria el Café A Brasileira, en Lisboa, en el que se reunian intelectuales como el escritor portugués Fernando Pessoa.
    http://en.wikipedia.org/wiki/Caf%C3%A9_A_Brasileira

  2. Natalia dijo:

    Falta el Café Fishawi…el café de los espejos, de la película “El Paciente Inglés”. En ese café se reunían los ingleses más importantes de época, principios del siglo XX a decidir el destino de Oriente.

Bares y lugares

Todo esto
y mucho más
en Bares y lugares
+