El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Bares y lugares

6 terrazas de hotel

Madrid, Barcelona, pero también Cáceres y La Rioja... Hoy salimos fuera.

Existen terrazas y TERRAZAS. Sí, en mayúsculas. Elegimos seis terrazas en hoteles en los que la azotea no pasa desapercibida ni tampoco ese bonito jardín. Albergan terrazas que son oasis para huéspedes y clientes externos. Las hay con piscina, con barra de coctelería y suculenta oferta gastronómica. También cuentan con música, la mayoría con unas vistas de infarto, y todas con un ambiente selecto.

En Madrid, existen muchas opciones bajo el cielo, ese que no existe en ningún otro lugar del mundo, pero nosotros nos rendimos solo ante dos. Se trata del Ático del Hotel de Las Letras donde con algo de picar y una bebida refrescante en la mano, nos asomamos a la Gran Vía. Pero no todo son grandes ciudades ni concurridas terrazas. Las hay alejadas del ruido, en las que se respira calma y se escucha el sonido de los insectos, de los pájaros.

1. La llegada del chef Paco Morales Ático del Hotel de Las Letras no solo ha supuesto la apertura de ese magnífico restaurante llamado Al Trapo, en la planta calle, sino también que en la azotea se pueda comer de forma original y muy agradable. Por las tardes, showcooking y una carta de cócteles diseñada por Carles Roca. Nosotros nos hemos quedado con uno: el Gin Lichis.
Dónde: Gran Vía, 11. Madrid.

2. Nuestra segunda elección es el Urban. De grandes dimensiones y con una coqueta piscina, apuesta por la coctelería singular. El tequila, el mezcal y el aloe vera son los ingredientes elegidos para dar color, carácter y mucho sabor a la nueva carta. ¿Qué tal el Minerva a base de tequila, aloe vera, fresa, tomate y sal picante? Casi nada.
Dónde: Carrera de San Jerónimo, 34. Madrid.

3. Del mismo grupo hotelero pero en Barcelona es Hotel Claris. Durante el día, sumergirse en su pequeña piscina y dejar para más tarde eso de bajar al asfalto es una gozada. Por la noche, cada jueves hay música en vivo de la mano (y voz) de Yara Beilinson y, los viernes y sábados, DJ Augus.
Dónde: Pau Claris, 150. Barcelona.

4. De aquí al Mandarin Oriental. Su delicado Jardín Mimosa, tiene 660 metros cuadrados y, en la última planta para sorpresa de todos se halla El Terrat. Sin duda, una de las atalayas más impresionantes para contemplar la Ciudad Condal.
Dónde: Pº de Gracia, 38-40. Barcelona.

5. En la del Hotel Átrio, que cuenta con dos pequeñas piscinas, se admira, además, la riqueza monumental de Cáceres. Dispone de una carta para picar con croquetas, ostras, jamón ibérico, champagne y, por supuesto, grandes vinos y destilados. Eso y el servicio siempre atento de sus propietarios, Toño Pérez y José Polo. No se puede pedir más, bueno, quizás sí: que no acabe nunca la noche.

Dónde. Plaza de San Mateo, 1. Cáceres.

6. Como atento es el equipo que lidera el chef riojano Francis Paniego, en Ezcaray. Su hotel y restaurante Echaurren cuenta con un pequeño jardín en el que el aperitivo es un placer absoluto. También un almuerzo o cena relajados y esa copa que tanto apetece en la sobremesa. Con vistas a la iglesia románica de Santa María, merece la pena detenerse un ratito. Y si es largo, mejor.
Dónde: Padre José García, 19. Ezcaray (La Rioja).

Bares y lugares

Todo esto
y mucho más
en Bares y lugares
+