El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Bares y lugares

Ocupa lo que fue un ala del antiguo Convento da TrindadeBairro Avillez, Lisboa

Un multiespacio del Chef José Avillez el Chiado del que todo el mundo habla en Lisboa.

Bairro Avillez es la nueva propuesta del Chef José Avillez, una vez más en el Chiado, que incluye, tienda de accesorios de cocina, bodega, charcutería, taberna, terraza y marisquería.

Cuando en 2014 nos aventuramos a publicar reportaje clasificando a José Avillez como el chef de moda en Portugal, nos contó que tenía muchos más proyectos. He aquí esta ambiciosa propuesta de gran envergadura, inaugurada en pleno agosto, y que ya está funcionando como a él le gusta: sin tregua.

En lo que fuera un ala del antiguo Convento da Trindade, que durante muchos años fue vivienda y estudio de un afortunado arquitecto, aprovechando el alma de los espacios y recreando los materiales y volúmenes de la arquitectura portuguesa del S XVIII, Avillez ha abierto esta opción variada y de calidad, con productos locales bien elaborados y bien servidos en un ambiente desenfadado y a la vez cuidado.

En Bairro Avillez, uno siente que José se ha divertido y ha podido explayarse en sus deseos de recrear y dar a conocer muchas cosas que adora. El  despampanante panel de azulejos de la casa Viuva Lamego de la charcutería, la pared instalación que ha decorado la artista Joana Astolfi, con los temas de los barrios castizos lisboetas. Además del mármol de las mesas, los bancos de las cocinas a la vista, las vajillas de Costa nova, el marisco del día de su querido Océano, los quesos de las islas Azores, el vino de su bodega, los aceites locales.

Nos instalamos en una mesa del atrio iluminada por una  enorme claraboya  y entretenemos la espera con unos panes de aceitunas y centeno caseros y mousses de diferentes mantequillas de las islas Azores.

Atraídos por la excelente charcutería de la entrada nos inclinamos por degustar una tabla de  embutidos de cerdo ibérico y quesos locales que también se encuentran en la carta de la taberna, junto con otras muchas tapas y raciones para compartir.

A continuación, muy acertadamente, nos recomiendan un arroz de bogavante con cilantro y decidimos probar un sencillo plato de toda la vida, un bacalao  a Lagareiro, con patatitas enteras levemente aplastadas y con migas crujientes de pan de maíz.  Un plato de bacalao tan típico que es difícil encontrarlo con algún aspecto diferenciador, pero éste lo tiene. Los lomitos de bacalao se deshacen como pétalos y las migas tostadas crujientes acompañan muy acertadamente el punto de aceite y ajo.

De entre los postres, tenemos que citar los dos más innovadores y solicitados. La bola de chocolate rellena de mousse de fruto de la pasión acompañada de helado de coco casero y el nuevo pastel de natas, con los ingredientes tradicionales, hojaldre y crema, en formato José Avillez.

El servicio es rápido, solícito y bien coordinado. Los vinos de la Quinta do Monto D’Oiro, marca propia JA y en la carta hay un indicador “V” en los platos veganos.

Abierto de 12 a 12 todos los días de la semana.

Bares y lugares

Todo esto
y mucho más
en Bares y lugares
+