El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Bares y lugares

En el centro de LeónClandestino

Una carta divertida firmada por Javier del Blanco. Y algún que otro secreto...

Javier del Blanco entiende la diversión como ingrediente clave de la vida. Y como tal la traslada a su esfera más especial, la profesional, esto es, la gastronomía y crear conceptos en torno a ella. El eje de su nuevo local, en León, es una carta arriesgada y atípica por aquellos lares. Su nombre tampoco es casual: Clandestino

Se ha convertido en una referencia para quienes buscan otro tipo de experiencias en torno a una barra o mesa. La cocina es uno de sus mayores atractivos, pero también el ambiente y la cuidada estética inspirada en los speakeasy neoyorquinos.

El atrevimiento del que hablábamos pasa por propuestas como el steak tartar de canguro o el gofre de patata, pulpo a la parrilla, mahonesa de kimchy y ajo negro.

También se deja notar en el tiradito de pez mantequilla con aceite de café, fruta de la pasión y granada; el taco de carne roja con noodles y salsas clandestinas; o el ceviche de corvina acompañado por aceitunas en dos texturas y jengibre confitado. Y sí, también se descubre en postres como la falsa mandarina y coco helado.

Estos platos son un buen ejemplo de una cocina de producto apta para paladares curiosos y, podríamos añadir, viajeros.

Los vinos que el cliente puede disfrutar en compañía de estas y otras recetas son, asimismo, especiales. Se trata de etiquetas poco habituales y muy bien escogidas. Gastronomía y bebida imprimen el carácter singular de este espacio de León.

La parte estética de los platos y del espacio juegan, cómo no, un papel relevante en la experiencia. Todo suma, como lo hace la música y el estilo del servicio. Su atractivo viene marcado por un cuidado -hasta el mínimo detalle- estilo industrial, con arte urbano como impronta clave.

Llama, además, la atención el jardín vertical que divide y comunica Clandestino con Koi, un restaurante japonés con tanto estilo como el primero y propiedad de Blanco y sus socios. Una dirección por la que dejarse ver, cómo no, también con frecuencia. Aunque hoy nos pasamos y quedamos en el lado clandestino.

Bares y lugares

Todo esto
y mucho más
en Bares y lugares
+