El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Bares y lugares

BETTE DAVIS EN LA CARTAEn el Dry Bar del Hotel María Cristina: paraíso del mejor cocktail

San Sebastián no solo destaca por los pintxos, sino también por las propuestas cocteleras del más que centenario establecimiento

En 2012 soplaron las velas de los cien años, con el mejor de los regalos, la renovación completa del Hotel María Cristina, el establecimiento de mayor lujo del País Vasco, perteneciente a The Luxury Collection. Tuve el privilegio de hallarme entre los invitados en tan señalada efeméride. Gentes de la ciudad y de fuera de ella, hasta del extranjero, y no lo decimos por estar a poco más de 20 kilómetros de territorio galo, sino porque llegamos de diversos puntos del globo.

He regresado un lustro después, con esa pequeña incertidumbre que uno tiene en cuanto al paso del tiempo de los hoteles: envejecen demasiado deprisa, la decoración necesita cambios…, imaginando un gran hotel pero en el contexto actual, donde se quitaron las chaquetas y corbatas, sustituyéndose por calzado deportivo y en algunos casos –¡qué horror!–, pantalones cortos sobre peludas piernas (de caballero, se entiende). Si la capital guipuzcoana me recibe con un sol de Mallorca y una temperatura marbellí, el María Cristina lo hace esplendoroso. ¡Si parece que el centenario tuvo lugar ayer! Impecable, con clase, atenciones… y nada de pantalones cortos sobre velludas piernas.

Susana Mendia me guía por las novedades del hotel –fabuloso el espacio Mimo–, donde la suite Bette Davis acapara suma atención. “Fue aquí donde durmió, en 1989, cuando recibió el Premio Donostia del Festival de cine de aquel año”, me dice Mendia. Sí, y a los pocos días fallecía en su casa de las afueras de París, le comento. La última diva se iba, como muchos apuntaron con toda la razón. La suite la recuerda con multitud de fotos y un espacio que si aún estuviera ocupado por la norteamericana, lo imaginaríamos repleto de humo de cigarrillo: fumaba uno tras otro. No importa, a una diva se le permite eso y mucho más, a pesar de cualquier ley “anti”.

Con los comentarios en torno a la Davis recorremos los pasillos, hasta el bar, donde nos espera Alejandro Díaz de Mendibil, con tres décadas de experiencia en el María Cristina. Está acompañado de la actriz. Cada día, de su imagen en blanco y negro: la carta del Dry by Javier de las Muelas, el mejor bar de cócteles de la ciudad y uno de los mejores del norte peninsular, muestra una foto suya –fumando, por supuesto–, obra de Isabel Azcárate y tomada escasos días antes de poner rumbo a la otra dimensión. “Se la hicieron en el salón Elcano del hotel, ante los fotógrafos. Está sentada en una silla renacentista y ante uno de nuestros martinis”, recuerda Díaz de Mendibil. Para él, el cóctel es un asunto de lo más serio, una bebida que se asocia al encuentro, los amigos, la fiesta, al compartir. Por ello, el maestro de ceremonias del Dry es partidario de degustarlo en cualquier momento del día.

El anterior bar, el previo a las obras de restauración, combinaba madera, cobre y espejo. Era el típico de los clubs de campo ingleses. Ahora es otra cosa, en armonía con la decoración del hotel; un espacio donde uno podría pasar horas y horas, sin mirar el reloj, por supuesto, degustando cualquiera de la quincena de los Signature cocktails de Javier de las Muelas, una copa de cava o de champán, un vino… o el Ipanema que me prepara Alejandro, a base de zumo de maracuyá fresco, lima Rose’s, Kumquats, sirope de yuzu y zumo de piña; y del que disfruto. No se olviden abrir la carta y ver la imagen de Azcárate completa: es una de las más bellas y que transmite mejor la personalidad de la protagonista de La extraña pareja.

Cómo transcurre el tiempo, dos horas largas sin darme cuenta. Un coche me espera en la puerta del hotel para llevarme a los estudios de Euskal Telebista, para entrevistarme. La experiencia recién vivida me acompañará por mucho tiempo, porque como siempre digo el lujo de hoy, además de la calidad y lo bien hecho en un entorno muy profesional, es la experiencia. Espero que no pase otro lustro sin venir al María Cristina…

1828384858687888scroll down

Bares y lugares

Todo esto
y mucho más
en Bares y lugares
+