El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Bares y lugares

En Barcelona, el brunch que nos gusta

El Hotel Mandarin Oriental propone el plan dominical por antonomasia: su brunch.

El brunch del Hotel Mandarin Barcelona es una exquisita forma de disfrutar de la mañana del domingo. Sin prisa, porque es tan delicioso que no debería dejar un solo bocado sin probar. Si cree que alguien le observa, por glotón, seguramente esté haciendo (y pensando) lo mismo.

Quien adora desayunar, conoce uno de los placeres número uno de la vida. Ya sea en casa, a su ritmo y con sus alimentos favoritos. En el bar de la esquina, con café de máquina y churros; zumo y pincho de tortilla; o té con leche y tostada con algo dulce o quizá, mejor salado. Los hay que no pueden remediarlo y desayunan varias veces al día. Quien adora desayunar es de los que, en un hotel, se levanta a tiempo para no perderse el que puede ser primer espectáculo culinario de la jornada. Llegado el fin de semana, todavía es mejor. Unimos buen hotel, magnífico desayuno y domingo. El resultado es: irresistible.

Ellos, quienes se reconocen en las líneas anteriores, seguramente fueron de los primeros en animarse y probar el brunch, cuando se introdujo en nuestro país. Ellos quizás conozcan la fabulosa propuesta del Hotel Mandarina Oriental Barcelona. Si no es así, desearán probarlo lo antes posible. Hotel de gran lujo, maravillosa selección de bocados dulces y salados, música en directo… No admite ni un solo pero.

El desayuno nada temprano y que enlaza -tanto por el horario como por la cantidad de platillos- con el almuerzo responde, ya lo sabe todo el mundo, al término brunch. Es decir: breakfast & lunch. En su momento, y para sumarse a la tendencia, los hubo buenos, menos buenos y realmente malos. Ahora, pasada la moda, quedan algunos fabulosos. Éste, en la Ciudad Condal, lo es.

Se sirve cada domingo, a partir de las 12.30 horas. El precio asciende a 42 euros por persona e incluye una copa de cava de bienvenida así como cafés e infusiones. Han tenido en cuenta que puede ser una idea familiar y, por tanto, para los adolescentes de 12 a 17 años cuesta 32 euros; y 22 euros, los niños de hasta 12 años.

La puesta en escena es, teniendo en cuenta el marco, de película. Decoración delicada, servicio atento, música suave… Y diferentes paradas en las que quedarse bloqueado ante tanta comida, y tan apetecible. Fiambres, frutas, cereales, quesos, bollería, pastelería… así como cocina al momento: huevos con casi de todo, ensaladas y platos ligeros de casi cada rincón del mundo. No olvidemos el carácter internacional del hotel y su categoría.

¿Quién dice que no a los huevos de payés estrellados con chistorra, o a los mini steaks con patatas fritas? ¿Y a un arroz mar y montaña, o con bogavante? Y que mire quien quiera mirar…

Una respuesta a En Barcelona, el brunch que nos gusta

  1. Georgina dijo:

    Buenas tardes,
    Yo y un amigo mio estamos interesados en venir a desayunar en julio en el hotel, hay posibilidad de solo almuerzo sin quedarnos a dormir?
    Muchas gracias

Bares y lugares

Todo esto
y mucho más
en Bares y lugares
+