El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Bares y lugares

En el barrio de Camberí (Madrid)Flores, tés, detalles en Salón des Fleurs

Un coqueto rincón madrileño de aires parisinos donde relajarse con un té, una tarta casera y comprar flores.

Un viernes soleado. Un paseo por Chamberí. Es la hora de la merienda. Sin esperarlo, olor a flores y una fachada de cristal que deja asomar coquetas mesas con tazas ilustradas, tartas y bizcochos. Las ganas de un té crecen irremediablemente mientras descubrimos que la puerta reclama, al trazo de bonitas letras, que tienen repostería casera, detalles y flores. Entramos.

Salón des Fleurs es un lugar especial de esos que te encantaría que quedaran solo para ti. Un respiro, un refugio sin tiempo y tras cristales desde los que permitirse ver cómo el frenético ritmo continúa fuera. Ajeno a todo. Al delicado olor de decenas de flores diferentes mezclado en perfecta sintonía con el de un bizcocho que acaba de salir del horno.

Es un salón de té, una floristería, una tienda de detalles como golosinas, tazas, muñecos o colgantes, que bien se pueden comprar por separado o se pueden integrar en un centro floral dando un nuevo sentido al hecho de regalar flores. Una orquídea con un espumoso rosé en una cesta de bicicleta que se puede reutilizar de revistero; una corona de flores con una muñeca que es un hada y un botecito de caramelos. Pero también un café de media tarde y unas margaritas para esa mesa de casa que necesita un poco de color. Una conversación entre amigas, un romántico momento.

¿Qué pedimos? Elige. Té rojo de naranja y canela, verde de champán y fresas o negro apple pie. Infusiones de arándano y yogur, de frutas del bosque o de piruleta. Diferentes chocolates a la taza y cafés. Tartas caseras como la de violetas, zanahoria, chocolate o cerveza negra; originales bizcochos como el de limón, ricota y amapola, cookies o barquillos del único barquillero artesano que queda en Madrid.

Tras el proyecto, una amistad que nació entre flores, la de Pablo y Curra. Él es la tercera generación de una familia dedicada al mundo floral. Ella, una clienta que un día, siendo niña, le pidió una flor. Años más tarde son el alma de Salon des Fleurs, lugar donde las flores han cobrado un nuevo significado, y se integran en un espacio decorado con gusto y de nostálgico aire vintage. En la planta de abajo, Pablo mantiene su taller, donde discreto trabaja encargos y se organizan cursos con las flores como argumento.

Bares y lugares

Todo esto
y mucho más
en Bares y lugares
+