El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Bares y lugares

Le Cocó

Es otro de los locales que llega para renovar el barrio de Chueca.

Blanco, madera y luz. Flores, tartas, detalles. Le Cocó se suma a la oferta gastronómica del madrileño barrio de Chueca y nosotros lo aplaudimos. Por su espacio, por su cocina, su ambiente y su precio.

No es que fuera un desierto gastronómico, ni mucho menos. Pero poco salvamos de un barrio que se ha visto mecido en exceso por modas que no entendían de buena cocina. Y no nos engañemos, si de algo se trata, es de eso precisamente. Sin embargo, los últimos meses están dejando gratas sorpresas en la zona, como la que aquí os traemos: Le Cocó Restobar.

Dos grandes ventanas regalan una luz inusual para una calle estrecha como Barbieri. Luz agradable que se intensifica por el blanco del local, que se mantiene dulce revoloteando entre mesas de madera, sillas de todo tipo y ligeras lámparas de cristal. Vigas al aire, cajas de vino reconvertidas en estanterías, cubos para los cubiertos y un carro de tartas caseras que augura, a bote pronto, un buen pronóstico para el postre.

Dejamos de revolotear y nos sentamos a la mesa. Mientras decidimos nos entretenemos con pan y mantequilla, que llega al centro en un gran cubo de madera. De beber, Camins del Priorat. Creo que ya no hubiéramos necesitado nada más. Pero lo hubo. Y cómo nos alegramos. Hummus con pan de pita, croquetas de carabineros, micuit de foie con sobao pasiego y gelée de moscatel, ensalada de tomate kumato aliñada en la mesa, tiradito de pez mantequilla y bombones de pollo al curry. Una cocina muy mediterránea, perfecta para compartir al centro, estacional y versátil. Divertida y rica, muy rica.

No nos damos cuenta porque estamos muy a gusto, pero la sobremesa nos ha rodeado de momentos de merienda y copas de media tarde. En nuestra mesa también hay dulce, poco, lo que queda de la tarta ‘de la abuela’; capas de galleta y un chocolate nada pesado que es capaz de transportar por bocados a otro tiempo. 

El tiempo se escapa pero Le Cocó sigue abierto. Lo hace desde los desayunos hasta las cenas, incluso hasta unas primeras copas las noches de jueves a sábado, cuando la coctelería corre a cargo del barman Doru Timocke.

La arquitecta Marta Banús en decoración, el chef Óscar Petracca en cocina y una carta de vinos seleccionada con mimo y acierto por Esteban Arnáiz, responsable del proyecto y conocido por otros como Cien Llaves o Bon Vivant & Co.

Etiquetas

Una respuesta a Le Cocó

  1. Tiene una pinta fabulosa! Gracias por la recomendación!

Bares y lugares

Todo esto
y mucho más
en Bares y lugares
+