El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Bares y lugares

A un paso de la madrileña Puerta de AlcaláMaison Glacée y la bamba de nata

Ricardo Vélez, conocido como el Chef del cacao, domina muchos otros ingredientes que convierte en delicada dulzura en su nuevo espacio.

Alguien podría detenerse ante el número 77 de la calle Alcalá, tan solo por lo bonito que es este nuevo local llamado Maison Glacée. Aunque lo hiciera guiado por una pulsión sencillamente estética, no se equivocaría. Porque si el continente es atractivo, el contenido es excelente.

De hecho, hay un bocado que se ha colado en infinidad de perfiles de Instagram. Es la bamba de nata, una receta tradicional que a muchos ha devuelto a la infancia. Quien desee recuperar el verdadero sabor y textura de la nata de calidad, que apunte esta dirección.

Que la anoten también quienes sienten debilidad por los helados y saben que los ingredientes de calidad marcan la diferencia. Porque la última propuesta de Ricardo Vélez es precisamente una línea de helados con ingredientes naturales de calidad y cercanía. Se elaboran siguiendo un proceso lento de mantecado con leche ecológica y entre los sabores, por ejemplo, straciatella, chocolate -Guanaja- y pistacho, y también fresa y lima, mango y jerez, caramelo de violeta y fresas con nata, y otros sabores en función de ingredientes de temporada.

Otro protagonista indiscutible es el chocolate a la taza, que se prepara a partir de una fuente infinita de chocolate líquido y varía la receta en función de diversos porcentajes y tipos de chocolate Valrhona.

En Maison Glacée, también se pueden tomar gofres, barquillos, bizcochos de almendras y chocolate, cookies de sugerentes sabores y algunas creaciones de Moulin Chocolat, que se encuentra al lado y en el que el cacao cobra otro significado. El de la excepcionalidad.

Para acompañar, infusiones y un café buenísimo. Sin duda, hablamos de una nueva parada ideal para quienes adoran tanto el desayuno como la merienda. De Moulin Chocolat proceden los cruasanes salados que completan una delicada y deliciosa propuesta.

Maison Glacée y Moulin Chocolat están próximos a otro espacio de culto para quienes sienten devoción por las recetas elaboradas con absoluto mimo. Es The Pâtissier, situado en el número 9 de la calle de Columela, que nació como laboratorio gastronómico y también como punto de encuentro y de intercambio de profesionales y amantes de la gastronomía, y de la pastelería en especial.

Durante el confinamiento, Ricardo Vélez y su hermana Puy alumbraron un nuevo proyecto de panes y empanadas. En esas semanas hallaron una oportunidad para crear masas propias. El resultado son, por ejemplo, hogazas clásicas; pan con pasas, avellanas y pistachos; de tomate y aceitunas; y también brioche de albahaca y mascarpone.

Entre las empanadas, las hay de bacalao con pasas y orejones; de atún con tomate confitado o de picadillo de chorizo con huevo duro, tan solo por abrir boca con algunas de ellas. En The Pâtissier también pueden adquirirse quiches, hojaldritos, cremas y purés, así como cremas untables de AOVE entre un largo etcétera de creaciones.

Dulce o salado, nata o cacao, no importa la preferencia porque todo lo elabora magistralmente Ricardo Vélez. Lo difícil es elegir…

Maison Glacée
C/ Alcalá, 77. Madrid

Bares y lugares

Todo esto
y mucho más
en Bares y lugares
+