El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Bares y lugares

El madrileño local cumple cinco años y presenta novedadesNos vemos en la barra del Cheese Bar

Es la dirección para quienes sienten pasión por el queso y desean conocer en profundidad todo lo que le rodea.

Poncelet Cheese Bar es un espacio de culto para quienes adoran el queso por encima de muchos otros productos. Desde hace ya cinco años, es la dirección en la que la calidad y variedad nunca fallan. Y además, es posible conocer las características y elaboración de cada especialidad de manos de un cualificado equipo. Ahora, da una vuelta de tuerca a su oferta para tomar en la barra. 

Con una nueva ampliación, en la barra es donde de una forma más informal, quizá con menos tiempo o sin prisas, se presenta una carta más asequible e ideal para compartir y descubrir nuevos e interesantes quesos. Destacan platos ligeros y nuevas propuestas vegetarianas. No faltan, además, opciones por si alguien prefiere no degustar queso.

En dicha zona, cómo no, se puede optar por las clásicas tablas que se componen según las preferencias del cliente. Y resulta muy interesante la posibilidad de maridaje, proponiendo armonías semanales con más de una docena de cervezas artesanas. También con vinos, con una nómina de veinte referencias por menos de 20 euros, muchos de ellos por copas, vermuts y de finos-olorosos.

Entre los platos fríos, merece la pena destacar la conserva Poncelet de mejillón con kimchi cremoso de Arzua Ulloa; el maki sushi de salmón noruego y mozzarella de búfala campana; el hummus de queso majorero con torta de pan de pita; gua Bao de roastbeef con queso ragusano, mayonesa picante y encurtidos; o la focaccia de escalibada, queso fresco de Madrid y anchoa.

En cuanto al apartado caliente, por ejemplo, la brocheta de pollo de corral teriyaki con streussel de queso gouda de 3 años de maduración; la quesada pasiega de puerro y bacon con pomodoro de tomates extra verdes; o las albóndigas de ternera con emulsión de queso arribes. Como altamente recomendables son los callos y morros a la madrileña con queso de cabra de Fresnedillas de la Oliva.

Cinco años después, Poncelet Cheese Bar sigue siendo el templo del queso. Y eso es un placer mayúsculo, tanto en sala como en barra.

Bares y lugares

Bares y lugares

Bar Gran Siècle, por Laurent-Perrier

Miguel de Santos

Desde el día 15 de octubre y hasta el 15 de enero, ambos incluidos, Laurent-Perrier y el madrileño Hotel Wellington se unen para presentar una exclusiva experiencia en el denominado Bar Inglés del hotel, que verá su nombre modificado estos tres meses. leer

Todo esto
y mucho más
en Bares y lugares
+