El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Bares y lugares

Acento italiano y queso, mucho queso.Ôven Mozzarella Bar

Pasta, pizzas y riquísimas burratas en plena Gran Vía de Madrid. Si le apetece, deténgase en el número 6 y disfrute.

Nos detuvimos hace poco a disfrutar de la oferta de Lobby Market. Y comprobamos que se come estupendamente en este espacio que ocupa el diez de la Gran Vía de Madrid. Una grata sorpresa, decíamos, pues no es una zona a la que uno suela ir en busca de mesa. Ahora debemos unir a la lista este Ôven Mozzarella Bar, que ha puesto un interesante acento italiano a la frenética avenida madrileña.

Un local enorme de dos plantas, con grandes cristaleras, cocina abierta y horno de leña. Una agradable iluminación, natural durante el día y cálida en las noches. Librerías, hormigón, ladrillo y madera. Ambiente ecléctico y música. Y pizzas, pastas y burratas.

Ôven Mozzarella Bar se presenta como el primer mozzarella bar de la capital y, como es de esperar, ofrece una amplia carta de corte italiano donde la mozzarella tiene un gran papel. Para empezar, dedica un apartado completo a mozzarellas y burratas. Ambos quesos de pasta hilada, cremosos y elásticos, elaborados con leche de búfala y leche de vaca respectivamente. La mozzarella proviene de queseros de la Denominación de Origen protegida de Campana y la burrata llega desde Andria, un pequeño pueblo al sur de Italia.

Buen producto local que se traduce en propuestas como la Mozzarella Clásica, con milhojas de tomate, aceite de albahaca y pimienta rosa; la Nórdica, con salmón ahumado, salsa de eneldo y alcaparras; Burrata Tartufo, sobre base de tomate rallado, pasta de trufa negra y rúcula; o la especial de la casa, con tomate, mezclum de lechugas gourmet, aceite de oliva, pimienta rosa, uvas de temporada, fresas y salsa pesto. Sugerencias para abrir boca que podemos acompañar el centro de la mesa con una parmigiana di melanzane al horno o una tabla de especialidades italianas, donde no falta speck, mortadela trufata o caponata.

El capítulo fuerte llega con un apartado de grandes clásicos: pastas y pizzas. Entre los primeros, papardelle de seta y trufa, ravioli de gambas, con salsa de cherry y aceituna negra, o unos buenísimos, finos y sabrosos tortelli zucca, rellenos de calabaza con foie y reducción de Pedro Ximénez.

Las pizzas, por su parte, destacan por ser finas, ligeras y digestivas, algo que se consigue gracias a una trabajada masa; se elabora a partir de la mezcla de tres harinas italianas y fermenta durante 48 horas en el propio restaurante. Sobre ella ingredientes naturales y frescos que aportan textura y sabor.

Casi una veintena de recetas a elegir, entre las que se encuentra una recomendable Pampera, con tomate, mozzarella, discos de calabacín, tomate natural, láminas de provolone, bacon y orégano, de la que dimos buena cuenta en nuestra visita.

Una respuesta a Ôven Mozzarella Bar

  1. Pingback: Ôven Mozzarella Bar | Oven Madrid

Bares y lugares

Todo esto
y mucho más
en Bares y lugares
+