El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Bares y lugares

¿Un bar americano en Sevilla? ‘Welcome!’

Ubicado en un hotel de cinco estrellas, ofrece un ambiente y una carta únicos. Y ahora, además, música.

Al asomar la cabeza por la puerta del Bar Americano ubicado dentro del Hotel Alfonso XIII de Sevilla se experimenta una ligera confusión. ¿Cómo es posible? ¿De verdad se puede viajar en el tiempo? Y es más ¿se puede viajar en el tiempo y el espacio a la vez?

Estamos en 1946, un par de parejas acarameladas hablan bajito. Están sentadas en unos cómodos butacones de terciopelo. Una de las chicas coge su vaso de Mimosa de la pequeña mesa redonda que tiene delante. En el local abundan los espejos, los remates dorados, las vidrieras con adornos… También el azul noche, el oro y el negro. A la derecha de las parejas, y sentados en un banco retro con respaldo capitoné, un grupo de turistas -podrían ser de Dallas o Saint Louis- dudan entre tomar otra copa o lanzarse a bailar de una vez. Tienen ganas pero están indecisos.

No sería extraño que en cualquier momento, en el rincón reservado para las actuaciones junto a las fotos de las estrellas de Hollywood, se pusiese a cantar Amado mío una pelirroja magnética y un poquito descarada. Tal vez también podría ir vestida con un sugerente dos piezas blanco, cargado de pedrería, que le dejara la cintura al descubierto y que no impidiera que una pierna desnuda asomara al girar. Cantando cerca de las mesas podría estar esperando que un caballero atormentado parecido a Glenn Ford se sentara al final de la larga barra –de 10 metros- y pidiera algo de beber.

Pero eso no sucederá esta noche. Hoy, viernes, como todos los viernes desde este mes de octubre, Eclectic Zoo ha empezado a sonar a las 22,30 h. Una buena sesión de jazz, blues y swing inunda la atmósfera del local. La banda –que celebra ya cinco años junta- la conforman José Luis Pérez – voz y guitarra solista-, Pedro Vicente Pardo -contrabajo y acompañamiento de voz – y Fran Cornejo –ukelele, sí sí esa especie de guitarra de Hawai y Tahití- . A ellos se les unen puntualmente un violinista y/o un batería, pero ninguna pelirroja arrogante. Pero eso no impide que uno de los turistas de Dallas arranque, finalmente, a bailar. Eso sucede a menudo con Eclectic Zoo: el público acaba rindiéndose.

Pero en esta escena falta algo, alguien importante en cualquier bar americano que se precie.

Con un traje impecable, el barman Alberto Fernández recibe al cliente con una sonrisa abierta. Fue el ganador nacional del Disaronno Mixing Star 2013 y cuenta con tanto oficio como para poder responder ante una carta tan, tan extensa como la que ofrece el Bar Americano. Antes de afincarse en Sevilla trabajó con Alberto Chicote, Santi Santamaría y Juan Pablo Felipe. En nuestra escena, mientras lleva el ritmo con la cabeza, Alberto concentra su mirada en la mezcla. Un cliente le ha pedido su famoso The last cocktail a base de ginebra Bombay Sapphire, infusión de romero, puré de pera, zumo de limón y prosecco. Pone mimo en cada gesto. Alguien cuenta que lleva unos meses trabajando en una reinterpretación de los cócteles clásicos con licores, siropes y zumos vegetales de elaboración artesanal.  “creo que en algo va a poner algodón de azúcar de wasabi y en otra mezcla lima a la plancha”. Con atrevimiento. Con el mismo atrevimiento con el que hay que entrar en el Bar Americano de este selecto hotel de Sevilla y dejar volar la imaginación.

Abierto de Domingo a jueves de 11 a.m. a 1 a.m.; viernes y sábados de 11 a. m. a 2,30 a. m

Bares y lugares

Todo esto
y mucho más
en Bares y lugares
+