El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Bares y lugares

En Gijón, tragos más allá de la (deliciosa) sidraVarsovia, coctelería de altura

Es el proyecto de Borja Cortina (Mejor Bartender de España 2015) y Jorge Oliva, quienes en sus creaciones utilizan ingredientes como el erizo de mar o el tabaco.

En el mundo de la coctelería, quienes pertenecen a él se miden en competiciones de carácter nacional e internacional. Ostentar el título de Mejor Bartender por la World Class Competition no es baladí, reconoce creatividad, sensibilidad, gran bagaje y prometedor futuro. Borja Cortina es el último bartender español en hacerse con el título más importante del mundo. Y ésta es una razón de peso para acercarse hasta su barra, Varsovia, dentro de un edificio modernista, de Manuel del Busto, con vistas a la bahía de Gijón.

Junto a Jorge Oliva y el resto del equipo, presume de liderar uno de los locales con más encanto del norte de España. Sí, señor lector, porque la coctelería de altura no solo se práctica en las grandes ciudades como Barcelona o Madrid. En otras, más pequeñas, también existen templos venerados por los amantes de la bebida y sus formas más creativas. Y eso siempre es una buena noticia.

Quienes frecuentan su casa, aseguran que Cortina y Oliva practican magia líquida. Saben qué mezclar y cómo hacerlo, y despliegan la liturgia ante el cliente. Sabido es que cuando se presencia el proceso de elaboración, el encanto de la copa se multiplica. Es parte del espectáculo; y es que, a veces, tomarse un trago de calidad supone ese momento excepcional de la jornada.

Recurren a referencias de primer nivel y a ingredientes, conocidos, exóticos e inesperados dentro de un coctelera. Por ejemplo,  el erizo de mar o el tabaco. Buscan la excelencia en la selección de la materia prima así como en los elementos decorativos, sin pasar por alto la atención de los camareros. Todo suma puntos.

La atractiva carta -que incluye cientos de etiquetas de destilados- está dividida en tres capítulos: “para todos los paladares, “para iniciados” y “para connoisseurs” o lo que es lo mismo, expertos en la materia.

En el primero se pueden encontrar cócteles como el Margarita de chocolate o el Pecado Original -elaborado con vodka Grey Goose, fruta de la pasión, limón, azúcar y sidra brut-; en el segundo, un homenaje al célebre libro de Haruki Murakami Tokio Blues, a base de ginebra Jinzu, vermouth Noilly Prat rouge, Grand Manier, sirope de cereza, almendra y sake; o el inspirado en el profundo sur estadounidense llamado American Skin, con Bulleit bourbon infusionado con tabaco, sirope de bacon, sirope de cacao blanco y hierbabuena.

El último apartado está reservado para los adictos a las emociones fuertes. Prueba de ello es The Fisherman, con whisky Talisker Storm, alga codium, agua de mar, erizo de mar y sidra de hielo, lo envuelve todo con su aroma a turba y salitre.

El lugar y el ambiente añaden atractivo a la experiencia. Varsovia se divide en tres espacios. La última planta es una tranquila sala con sofás desde la que se puede contemplar la bahía de Gijón; la primera cuenta con un imponente botellero de inspiración Art Decó y grandes ventanales; y el sótano, muy acogedor, tiene su propia barra y dos salas. Sillones Bahaus, sillas Thonet, butacas nórdicas de mediados del siglo pasado, entre otros elementos, otorgan carácter al espacio.

En cuanto a la banda sonora, pasa por clásicos del jazz y el soul, y las noches suben el ritmo con música de los 50 a los 90.

Que la próxima copa sea preparada por quien ha sido premiado como Mejor Bartender por la World Class Competition, y además,con vistas al mar, merece una escapada a Gijón. 

Una respuesta a Varsovia, coctelería de altura

  1. Pingback: COCTELERÍA VARSOVIA | HÉCTOR TORRA

Bares y lugares

Todo esto
y mucho más
en Bares y lugares
+