El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

En la despensa

Curiosidades sobre un alimento corriente11 cosas que no sabías sobre la patata

Las patatas pueden ser venenosas, hay cinco mil variedades de patatas, el vodka procede de la patata y otras curiosidades que tal vez no sabías. O sí.

Los conquistadores españoles que llegaron a América buscaban oro y encontraron patatas. No sabían que los tubérculos iban a ayudar a la humanidad mucho más que el dorado metal.

1. Las patatas nacieron hace 8.000 años. Alrededor del lago Titicaca, entre Bolivia y Perú, los hombres cazadores y recolectores comenzaron a domesticar unos tubérculos silvestres, hace ya de esto 8.000 años. Cuando los españoles conquistaron América llevaron la patata a Europa, y de ahí se extendió a oriente. La patata es el alimento más consumido del mundo, solo por detrás de tres cereales: arroz, trigo y maíz.

2. Hay 5.000 variedades de patatas en el mundo. No las hemos contado, pero la FAO sí, y afirma que la mayoría están en Perú, donde existen unas 200 especies silvestres, 4 de ellas cultivables, y 5.000 variedades. La patata se cultiva en 52 países, incluso en suelos pobres y climas difíciles, y es el alimento más nutritivo producido en menor tiempo.

3. El vodka es hijo de la patata. El vodka, una bebida más popular que la Coca-Cola en Rusia, Polonia, Escandinavia o los Países Bálticos, se fabrica principalmente gracias a la patata. El proceso consiste en tratar las patatas molidas para convertir su almidón en azúcares, y tras la fermentación, hacer el destilado para obtener vodka y otros aguardientes.

4. La FAO declaró un Año Mundial de la Patata. En 2008, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, rindió un homenaje al alimento que considera más importante del mundo, el «humilde de tubérculo», Solanum tuberosum. A diferencia de los cereales, solo una parte de la producción mundial de patatas entra en el comercio internacional, con lo cual no sufre las fluctuaciones del mercado. La FAO lo califica como cultivo esencial para la seguridad alimentaria, vital en la lucha contra el hambre en el mundo.

5. Las patatas se pueden conservar durante cientos de años. Los incas ya conocían un procedimiento similar a la liofilización para conservar las patatas: las extendían a bajas temperaturas y en condiciones de humedad durante la noche, luego eran pisadas delicadamente por niños y mujeres para extraerles todo el agua, después se extendían al sol. La operación se realizaba varias veces hasta secarlas por completo. Con este tratamiento, denominado chuño, la patata queda porosa y, según dicen, se conserva durante cientos de años. Hoy en día se pueden comprar estas patatas de color blanquecino en algunos mercados de Perú.

6. El primer lugar de Europa que cultivó patatas fue Canarias. En 1565 se cultivó la patata por primera vez en Europa: fue en las Islas Canarias, parada obligatoria de los barcos que iban y venían de un continente a otro. Traer patatas se convirtió en un souvenir exótico, hasta el punto de que la corona española llegó a regalar patatas al papa de Roma. A bordo de los trasatlánticos del siglo XVII siempre iban y venían patatas, porque eran alimentos duraderos y muy necesarios para proporcionar energía y evitar enfermedades. Esa tradición nos regala hoy la papa arrugada con mojo, típica de las islas.

7. Una plaga en la patata causó un hambruna en la Europa en el siglo XIX. Trasplantar cultivos de un lugar a otro puede debilitarlos, por eso la patata de América fue vulnerable a hongos e insectos al llegar a Europa. Se calcula que un millón de personas murieron por una hambruna en Irlanda, la llamada Irish Potato Famine, debido, en principio, a un hongo que provocó una devastadora plaga en la patata y después, claro está, a la desidia de quienes podían haberlo evitado.

8. De la patata se aprovecha todo. El 50 % de la producción de patatas se utiliza para el consumo humano: fritas, asadas, hervidas, gratinadas, en tortillas, purés, masas, croquetas, ensaladas, galletas, sopas…; es espesante de salsas, aglutinante en platos preparados y se emplea incluso para fabricar helados. Una buena parte se congela y va para el sector hostelero, otra se destina a las famosas patatas de bolsa o se deshidrata para copos… y hay que dejar un 6 % para volver a sembrarla. La mitad de la cosecha se emplea en la elaboración de piensos para para ovejas, cerdos y aves de granja. Su almidón es imprescindible en la industria textil, como aglutinante para la madera, el papel y los adhesivos, para fabricar platos y cubiertos desechables, tiene uso como texturizador, sirve para lavar los pozos petroleros… De la cáscara se obtiene el etanol, para fabricar combustible. La patata es 100 % biodegradable.

9. Las patatas pueden ser venenosas. La patata desarrolla un alcaloide tóxico para protegerse de agresiones externas. Es la solanina, un poderoso fungicida y pesticida que, en concentraciones muy altas, podría ser mortal para las personas, pero que resulta muy útil al sector farmacéutico y químico. No hay que comer las partes verdes ni los brotes.

10. El inventor de las patatas chips fue un cocinero de Nueva York. Las patatas «fritas a la francesa» se hicieron muy populares en Estados Unidos a raíz de que el presidente Thomas Jefferson las sirviera a sus invitados en la Casa Blanca (1801-1809). En 1853, un cocinero llamado George Crum las cortó extremadamente finas para satisfacer al típico cliente pesado. Tuvo mucho éxito. Hoy, las patatas chips o de bolsa, son el aperitivo de mayor venta en muchos países y, por supuesto, en EEUU.

11. Las patatas no engordan… o sí. Su composición química aproximada es de un 75 % de agua, 19 % de almidón, 3,5 % de proteínas, 2 de fibra y 0,50 % de ácidos grasos. La patata tiene carbohidratos, pero menos que el arroz, la pasta o las legumbres. Contiene vitamina C: una patata mediana tiene la mitad de las necesidades diarias recomendadas.También proporciona vitaminas del grupo B, potasio, fósforo y magnesio. En cuanto a calorías, depende: frita tiene siete veces más que cocida y si es de bolsa, casi 10 veces más. Pero al vapor o al horno es perfecta, incluso algunos estudios afirman que puede reducir la hipertensión.

2 respuestas a 11 cosas que no sabías sobre la patata

  1. carme farran dijo:

    Un comentario muy interesante y práctico.

  2. felisa dijo:

    esta genial, como siempre

En la despensa

Todo esto
y mucho más
en En la despensa
+