El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

En la despensa

9 vinos para brindar

Buscamos 9 etiquetas para brindar por lo vivido y por todo lo que queda. Esta vez, es cosa de dos.

Por todo este tiempo y por lo vivido. Por el amor y por todo el que queda. Por estar justo en este instante el uno frente al otro. Abrir un buen vino puede ser la excusa idónea para reencontrarse. Brindemos por cualquier razón, seguro que hallamos infinitas, y hagámoslo juntos. Éstas son nuestras 9 referencias favoritas y las razones por las que las elegimos.

1. Viña Pomal Reserva 106 barricas
Porque conmemora la añada 2010, la mejor de los últimos tiempos. La cifra 106 hace referencia al número de añadas de Viña Pomal Reserva desde su primera vendimia en 1904 y el número de barricas utilizadas para esta edición.
En porcentajes, se desglosa en un 90% de tempranillo, un 5% de garnacha y otro 5% de graciano. Tiene una crianza de 20 meses en barricas de roble francés y americano -un tercio de ellas nuevas-, con afinación en botella durante un mínimo de 18 meses. Resulta bien estructurado, con gran potencial de envejecimiento y posee un elegante fondo mineral que se complementa con notas de chocolate y maderas finas como el cedro.
PVP.: 15 €

2. Masdeu 2011
Porque su garnacha está considerada como una de las mejores del mundo y procede de una de las fincas más altas del Priorato, llamada Masdeu. Esta etiqueta, de la bodega Cellers Scala Dei, fundada en 1840, pertenece al proyecto ‘Garnachas’, centrado en la elaboración de monovarietales con uvas procedentes de fincas históricas en la región.
Además, recupera la manera típicamente prioratina de hacer vinos: utilizando depósitos de cemento, sin despalillar las uvas y, sobre todo, sin esconderlos detrás de la madera de las pequeñas barricas durante la crianza.
PVP.: 75 €

3. Malabrigo 2011
Porque es un Ribera con alma de pago y cuenta con una sobresaliente madurez e intensidad. Sus creadores, es decir, el equipo de enólogos de Cepa 21 Bodegas, definen dicha añada como perfecta en el desarrollo de todo su potencial.
Existen 5.000 botellas de este 100% tinta fina, que procede del pago llamado Malabrigo. No es un ‘trocito’ de tierra cualquiera dado que presenta una climatología dura, con contrastes térmicos extremos que permiten maduraciones prolongadas del hollejo y aportan cuerpo, fruto y complejidad al vino.
PVP.: 43 €

4. OH de Romaila 2012
Porque presume de una gran carga frutal, con recuerdos florares y sutiles notas especiadas así como de torrefacto de su paso por barrica de roble francés. Es un vino joven, un coupage de cabernet sauvignon, tempranillo, syrah, petit verdot y graciano.
Porque se nota la pasión que ponen los impulsores de Bodega Romaila. Hablamos de la pareja formada por Natalia Álvarez y su marido, Ignacio Mateos, que desean hacer vinos de edición limitada con la calidad y singularidad propias de un vino de pago en Toledo.
PVP.: 5,13 €

5. Castelo Rosé 2014
Porque no solo de tinto y de blanco bebe el hombre. Los rosados son igualmente atractivos y sorprendentes. Está inspirado en los refinados vinos franceses de la Provenza, y como tal, es fresco y con un equilibrado sabor frutal.
Porque a veces no se necesitan vinos complicados ni profundos para un brindis optimista y sincero.
PVP.: 6,50 €

6. Pazo Señorans Selección Añada 2007
Porque Pazo Señorans Selección solo se elabora en añadas excepcionales. Para este 100% albariño de pago, se eligieron uvas de la finca Los Bancales, de un viñedo de más de 45 años plantado sobre suelo arcilloso calcáreo.
Selección de Añada 2007 posee una crianza de más de 30 meses sobre lías y en botella de más de un año, que le confiere un gran volumen y cuerpo en boca.
Y porque la Guía Peñín 2015 lo considera el mejor vino blanco de España y le otorga 98 puntos.
PVP.: 32 €

7. Sin Palabras
Porque en cuestión de blancos, el albariño nos convence. Para elaborarlo, se realiza un minucioso cuidado de las cepas en el que impera la tradición. Así, los restos del palillo se reutilizan como abono y el atado de las viñas se realiza con cuerdas vegetales, llamadas bimbios, para que no sufran. Y cuando se pone tanto amor, se nota.
PVP.: 16 €

8. El Microscopi 2013
Porque no es un vino cualquiera. Procede de viticultura sostenible y está elaborado con las variedades merlot, cariñena y cabernet sauvignon. No está filtrado, se emplean las propias levaduras y bacterias autóctonas de la uva para la fermentación, y los trasiegos y el embotellado se realizan siguiendo el ciclo de la luna. La enóloga y propietaria de Sot Lefriec, Irene Alemany, lo creó después de superar un cáncer de mama. Es su forma de recaudar fondos para la adquisición de un microscopio para el Instituto Oncológico del Hospital Universitario Vall d’Hebrón, tan necesario.
Porque El Microscopi 2013 no es un vino cualquiera.
PVP.: 8 €

9. Lalama 2011
Porque sentimos debilidad por los vinos de Dominio Do Bibei, una de las bodegas más especiales de Ribeira Sacra de maneras artesanales.
Este tinto es elegante, ligeramente especiado y su espíritu es atlántico. Es un coupage de mencía, brancellao, mouratón, sousón y garnacha procedentes de viñas comprendidas entre 15 y 100 años de edad con diferentes tipos de suelo. Esta referencia es fruto de una agricultura orgánica y apasionada.
Como nuestros brindis, realmente apasionados.
PVP.: 15,90 €

En la despensa

Todo esto
y mucho más
en En la despensa
+