El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

En la despensa

Elaborada con agua de mar, de las Islas Cíes.Cerveza Mustache, negra y marinera

Concebida para maridar con pescado y marisco, su consumo a solas tampoco está nada mal.

Casi cada día aparece una nueva cerveza. Para quienes adoran esta bebida, cada lanzamiento es un acicate para apagar su sed y curiosidad. Lo cierto es que en nuestro país en lo que a producción artesanal y natural se refiere, se trabaja con maestría. Como muestra, no un botón, pero sí un botellín: Mustache Negra Marinera.

Se trata del lanzamiento más reciente de esta firma española. Es la única del mundo elaborada con agua de mar procedente de las Islas Cíes, en las Rías Bajas. Que nadie se asuste ante el lamentable estado de nuestros mares, porque se purifica y microfiltra. Así, se mantienen los componentes salinos y el delicado sabor.

Precisamente es su gusto salado el que rebaja la intensidad de las maltas negras. No es una más, es realmente especial también porque cuenta con seis variedades de malta de cebada importadas de Europa, tres de lúpulo de Estados Unidos y pimienta roja de la Guayana francesa.

De doble fermentación, la segunda tiene lugar en la propia botella y, mediante un proceso natural, por la acción de las levaduras, se produce la carbonatación y una espuma densa.

Si la primera referencia de Mustache, la cerveza blanca de trigo aromatizada con cáscara de naranja y tomillo, recogido a mano en los pinares de Valladolid, es singular, ésta no se queda atrás. En boca, resulta original e inesperada. Cabe señalar cómo el amargor queda rebajado de forma tenue, perfecta. La burbuja es fina, la espuma envolvente y tan cremosa que derriba cualquier idea preconcebida en torno a las cervezas negras.

Tomarla sola es una delicia, y acompañarla con marisco o pescado, un paso más. De hecho, ha sido concebida para dicho maridaje, a la manera de tantos pueblos marineros de Europa en los que existe dicho ensamblaje culinario, especialmente con ostras.

Porque la tradición, los tiempos y la naturalidad son claves cuando hablamos de este proyecto. Además, sus creadores han apostado por un diseño innovador, que eso también marca diferencias en el, hoy por hoy, competitivo mercado de la cerveza artesanal.

Quizá Mustache Negra Marinera no sea una cerveza fácil ni para cualquier ocasión. Buscar el momento idóneo para su tomarla y paladearla, la convierte, aún más si cabe, en una bebida única. Y eso, el consumo consciente y placentero, supone un placer, cotidiano, quizá nada extraordinario –es una cerveza-, pero especial. Y no, no es preciso lucir bigote ni barba para disfrutarla. Porque su nombre, sí, es casi tan inesperado como su contenido.

Pronto, no tardando, una tercera referencia integrará la gama de estas deliciosas cervezas artesanas. Un motivo más para introducirse en el apasionante mundo de Mustache.

En la despensa

Todo esto
y mucho más
en En la despensa
+