El Hedonista El original y único desde 2011

“Te llaman porvenir porque no vienes nunca”. Ángel González

Menu abrir sidebar

En la despensa

Procede de un viñedo cultivado a mil metros sobre el nivel de marClunia Malbec y una buena conversación

Es un monovarietal singular que llega al mercado en forma de edición limitada. Hablamos de 2400 botellas

Con anterioridad bebimos los vinos de Bodegas Clunia y quedaron anotados en esa libreta que recoge las etiquetas imprescindibles. Un listado que se organiza por momentos, denominaciones, diseño e impresiones que cada vino suscitó de forma espontánea. Casi sin pensarlo. Y otras, claro, fruto de la reflexión y del recuerdo de lo ya bebido. Pues bien, el Malbec de esta bodega burgalesa lo recomendamos para momentos de calma y buenas conversaciones. Estamos ante un vino elegante e inspirador. Busque su momento. 

Sabemos que el terreno, como el clima, determina lo que cada botella contendrá. Dicen que en los viñedos propiedad de Clunia, en Coruña del Conde, se toma conciencia de lo extremo. Y se percibe una energía especial.

Hace años que Pablo Pávez, Ingeniero Agrónomo y Enólogo de la casa, estudiaba una pequeña parcela llamada Finca Pedraza, situada entre los 970 y los 1.000 metros de altitud. La composición geológica, su ubicación a gran altura, y el clima, le hicieron intuir que, precisamente allí, la variedad Malbec podría desarrollar un carácter único.

De origen francés, esta uva ha encontrado en la zona de Mendoza, Argentina, un entorno ideal. La similitud entre las condiciones de Mendonza y las de Finca Pedraza –salvando, por supuesto, la diferente composición de suelos- les animaron a plantar un pequeño viñedo. Eligieron una colina. Finca Pedraza se asienta sobre suelos calizos con elevada presencia de arenas, arcillas y limos, tierra de buen drenaje y escasa producción.

La bodega contaba con la experiencia previa de la capacidad de la Tempranillo y la Syrah de este terruño expuesto a una climatología extrema, con inviernos muy fríos y veranos cálidos, y una gran amplitud térmica durante el período de maduración, a menudo más de 20 grados de diferencia entre el día y la noche.

Hoy, se recogen los frutos, apenas 2.400 botellas de la primera añada de Clunia Malbec 2015. Tras un total de quince meses entre fermentación maloláctica y posterior crianza en barricas de roble francés, presenta un bouquet de intensos aromas de frutas negras y rojas y sutiles notas especiadas y minerales, paladar concentrado, persistente, con taninos redondos y potentes.

PVP aproximado en tiendas especializadas: 22 €

En la despensa

Todo esto
y mucho más
en En la despensa
+