El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

En la despensa

Dos amigos llamados Paul & Pippa

Con ingredientes ecológicos y 8 sabores diferentes, las galletas Paul & Pippa conquistan por la vista y el paladar.

A Paul & Pippa les une la amistad y el haber creado las galletas homónimas. Con una imagen muy fresca y divertida, y una gama de sabores deliciosa, si las probaste querrás degustar y coleccionar de la primera a la última.

Y es que el atractivo de cada envase es innegable. Conquistan por lo visual, por los personajes que ‘desfilan’ por cada uno y le otorgan personalidad, pero no se quedan en eso. Van más allá de lo puramente estético y son naturales y realmente apetecibles. Están elaboradas con aceite de oliva virgen extra orgánico de primera prensada en frío, harina de espelta, levadura, fruta, semillas y otros ingredientes naturales.

Es así porque sus creadores, Paul & Pippa, se interesan por lo que comen y, a la hora de crear sus galletas, tuvieron claro que debían ser libres de grasa, orgánicas, nutritivas, sin conservantes ni colorantes, y ecológicas. Todo eso y algo más: ¡muy buenas!.

Ofrecen ocho variedades. Las hay dulces como CoCoa Chips (cacao puro con escamas de sal), Coconut Valley (coco), Me And Grandma (manzana y canela) y Lime After Time, una explosión cítrica que ellos sugieren como acompañamiento a ese gin tonic relajadito de media tarde.

Entre las saladas, cuatro tan buenas como Tomato Bravo (tomate natural), Seeds Of Love (semillas), Cheese Me (parmesano) y Olive Party Time (olivada). En cualquier momento, la familia crecerá porque Paul & Pippa siguen seleccionando, buscando y probando nuevos ingredientes. De las existentes, la de coco es la más demandada y también su favorita.

Por filosofía y elaboración, son galletas saludables. Por sabor y atrevimiento, además, resultan una tentación. Se trata de sabores nada extravagantes, conocidos por nuestro paladar y con ingredientes cercanos. Paul & Pippa se complementan a la perfección, han viajado, han vivido y comido en medio mundo; tienen un carácter fresco, espontáneo y muy creativo. Y todo ello lo trasladan a sus maravillosas galletas dignas de coleccionismo. Eso sí, con el bote vacío, porque resistirse a ellas es, simplemente, imposible.

http://www.paulandpippa.com

En la despensa

Todo esto
y mucho más
en En la despensa
+