El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

En la despensa

La añada 2012 del vino más joven de Bodegas Roda es inolvidable.Ese vino llamado Sela

Sedoso y fácil de beber, Sela 2012 o la necesidad de abrir una segunda botella.

Los buenos vinos no se olvidan. Como las grandes novelas y los amores verdaderos. Por eso, olvidar Sela 2012, de Bodegas Roda, resulta casi imposible. Por eso, cuando se tiene la suerte de haberlo probarlo, su carácter delicioso perdura en el recuerdo y si alguien sugiere aquello de, ‘Recomiéndame un vino’, su nombre vuelve raudo a la memoria.

Es excepcional. Aunque esto no es nada nuevo en una bodega acostumbrada a producir unas referencias de extrema calidad. Sela 2012 es la nueva añada del vino más joven de Roda, establecida en Haro.

Es fruto de una viticultura sostenible con uvas de viñedos en vaso, de 15 a 30 años, (95% tempranillo, 3% graciano y 2% garnacha). La añada 2012 se caracteriza por la sequía y por las temperaturas frescas, por ser un año de muy escasa producción, marcado por una magnífica madurez. De ahí que los vinos de dicho año resulten elegantes.

En nariz, se aprecian con claridad los aromas de frutos rojos así como el carácter finamente especiado y una ligera sensación mineral y de ramillete de notas florales. Si tomamos de nuevo la copa, bebemos, cerramos los ojos y nos paramos a disfrutar, posiblemente descubramos que en boca es sedoso y muy fresco, su principal rasgo.

Si existe un ‘pero’ no es otro que la necesidad de seguir bebiendo, el deseo de abrir una segunda botella y repetir, sí, repetir una y otra vez, al unísono: ‘Este vino es único’.

Y es que sus creadores además de buscar sin descanso la máxima calidad, han apostado por un vino de consumo más frecuente, al que sea más fácil aproximarse. Recordemos que son artífices de otras referencias tan sublimes como Roda, Roda I y Cirsion.

Desde los inicios, hace unos veinte años, el equipo de esta bodega riojana diseñaron dos líneas de trabajo en la viticultura. La primera, a medio plazo, comprando viñedos viejos y alcanzando acuerdos con viticultores de viejas viñas; y una segunda línea, pensada para dar sus frutos a largo plazo, plantando nuevas viñas en excelentes suelos. En este segundo punto, el objetivo fue formar los Roda del futuro.

Dos décadas después de las primeras plantaciones, las viñas jóvenes se han hecho adultas, alcanzando el equilibrio y ya son capaces de transmitir el carácter de su paisaje. La cosecha 2008 brindó la oportunidad de empezar con un nuevo vino y así fue como nació el primer Sela. El tiempo ha pasado y hoy brindamos por y con la añada 2012. Sí, con ese vino inolvidable.

Roda Sela 2012

Precio: 15 euros

www.roda.es

En la despensa

Todo esto
y mucho más
en En la despensa
+