El Hedonista El original y único desde 2011

“ Yo sé que la poesía es imprescindible, pero no sé para qué.”. Jean Cocteau

Menu abrir sidebar

En la despensa

Es una línea de conservas con sardinas en lata cocinadas a la brasaLas sardinas a la brasa de Güeyu Mar

Abel Álvarez, cocinero de la meca del pescado a la brasa en Asturias, el restaurante Güeyu Mar, lanza su primera línea de conservas.

Por alguno de vosotros es sabido que por aquí la simple sardina es un alimento venerado (sobre todo, las que se presentan en conserva) no sólo por sus propiedades si no por su sabor, aunque en esto, como en casi todo, haya clases. Porque no es lo mismo una sardina que otra. Del mar vienen todas, pero no todas no se guardan con el mismo mimo ni con el mismo procedimiento. Hace unos días tuvimos ocasión de probar las de Abel Álvarez, de Güeyu Mar, innovador perpetuo en la cocina a la brasa. Y ya están en un lugar preferente en nuestra despensa.

Abel, cocinero autodidacta e inquieto, alma mater junto a su mujer Luisa Cajigal del restaurante Güeyu Mar, presenta Conservas Braseadas Güeyu Mar con las que, en un más difícil todavía, da el triple salto mortal de encerrar el sabor, el aroma y la textura de la cocina a la brasa en una sencilla lata de sardinas capaz de preservar y transmitir la esencia de Güeyu Mar inalterada y natural durante años. Y lo consigue. El reto para Abel Álvarez fue “añadir un sabor a la sardina en conserva, porque me parecían muy planas, y quería meter el sabor de las brasas en la lata. “. Y aunque este objetivo era relativamente fácil, materializarlo ha sido algo más complicado. Meses de pruebas y de trabajo han dado con la solución a la proporción de sal, a los tiempos de cocción, y al problema de llegar a espinas perfectamente comestibles sin deteriorar la sardina en sí y alcanzar el punto perfecto de textura.

Finalmente se ha alcanzado una patente que permite al cliente “llevarse un trozo del Güeyu, sin añadidos químicos, que se mantendrá muchos años con todas sus altísimas cualidades organolépticas.” Todo esto ha sido un gran reto para Abel, Luisa y su equipo, quienes se han apuntado a la tendencia de las conservas pero al estilo de Güeyu Mar, siempre con un punto de innovación y curiosidad, un ir más allá. “Las conservas están muy de moda -comenta Abel- pero siempre con un mismo hacer y eso lo queremos cambiar mediante la innovación, aportando técnica y cortes nuevos como colas y lomos, que nunca se veía, llevando el aprovechamiento de la sardina al máximo. Junto con estas sardinas, está también en mente ampliar la gama con chipirones a la brasa, ostra a la brasa y, sobre todo, mejillón a la brasa, productos en desarrollo actualmente con la ayuda del Centro Tecnológico Agroalimentario ASINCAR en Noreña (Asturias)”.

La producción actual de las conservas de sardinas es limitada, y está teniendo una estupenda acogida en su principal punto de venta, el propio restaurante. Por suerte, están ya disponibles en exclusiva en Madrid los restaurantes Sacha y Taberna Asturianos y en La Tintorería; también se pueden adquirir  en la Tahona Delicatessen de Salamanca, en Coalla en Gijón y en Juncal alimentación en Pontevedra.

El precio de la lata de unos 150 grs. de colas o lomos de sardinas a la brasa es de 16€ y se presenta con una imagen original y narrativa, con un envoltorio pensado para formar parte del momento de consumo ya que cuenta varias historias de la sardina y la brasa. Para ello se ha contado con Entrentanto Lab y Beautiful Bs que han encargado a varios ilustradores que dibujasen varias historias en las que la sardina siempre acaba en la brasa, y que una vez leídas pueden usarse como mantel

El consejo de degustación del propio Abel es en “un buen bocadillo, para recordar los sabores de antes”.

En la despensa

Todo esto
y mucho más
en En la despensa
+