El Hedonista El original y único desde 2011

“Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro”. Emily Dickinson

Menu abrir sidebar

En la despensa

Vinos Dominio do Bibei

Dos enólogos, sin apenas maquinaria, elaboran cinco elegantes etiquetas gallegas.

Vinos hay tantos que ¿cuál elegir? Con frecuencia, se recurre a los mismos, porque no fallan y traen gratos recuerdos. Hoy, decidimos descubrir nuevas referencias. Son dos y sin salir de la misma bodega. Incluso podrían ser cinco…

Somos un país que bebe, ama y produce buen vino, de norte a sur, más allá de las D.O. clásicas, existen nuevos ‘locos’ que le dan todo su amor a la tierra y producen vinos excepcionales. Le ponen cariño, pero también profesionalidad y grandes conocimientos; algunos se desmarcan y apuestan por lo ecológico. Así es la joven bodega Domio Do Bibei.

Detrás se encuentran los enólogos René Barbier y Sara Pérez, hijos de los impulsores del renacimiento del Priorato, René Barbier y José Luis Pérez Verdú. Se definen como viticultores, antes que bodegueros, y anhelan trasladar la identidad del terruño a la botella de la forma más natural.

Su mundo, su particular universo, se encuentra en una montaña de la Ribera Sacra, Orense. Sobre terrazas naturales de una abrupta pared rocosa, prácticamente virgen y en la salvajes laderas del río Bibei, crecen las vides. Y sin apenas maquinaria, ellos elaboran cinco elegantes etiquetas. La producción es tan sólo de 800 a 18.000 botellas por referencia, y sí, los tintos Dominio do Bibei, LaLama y LaCima y los blancos LaPola y LaPena, confirman que en Galicia no solo hay Albariño.

Los romanos encontraron en estas tierras yacimientos de oro y cuarzo, y realizaron costosas obras de ingeniería para desviar el cauce del río y acceder a los sedimentos fluviales. Ellos también fueron pioneros en cultivar vid. Como ayer, los viñedos siguen plantados en los profundos valles, colgados en terrazas naturales que caen sobre los desfiladeros, con diferencias de alturas de 200 a 700 metros, que no se pueden mecanizar. Una orografía caprichosa y singular que convierte la vendimia en un trabajo casi imposible.

La bodega, perfectamente integrada en el paisaje, la constituyen un grupo de austeros edificios independientes, levantados sobre las rocas a diferentes niveles y comunicados por escaleras exteriores. Al estar enterrados, han conseguido emplear sistemas bioclimáticos de refrigeración.

Sus vinos son el resultado de un suelo rico y variado -a veces arenoso y con abundancia de granito, a veces arcilloso y pizarroso-, de un clima fresco y atlántico y del coupage de variedades autóctonas, algunas provenientes de las primeras vides plantadas por aquellos romanos.

Como Lalama 2010, un coupage de un 85% de Mencía y con pequeños porcentajes de Brancellao, Mouratón y Garnacha procedentes de varias viñas de entre 15 y 100 años. Tras 20 meses de crianza en barricas y foudres de roble francés de varios usos y otros 16 meses en botella, sale al mercado. En boca resulta delicado, con un agradable fondo mineral y un marcado carácter atlántico de buena acidez, taninos pulidos y un final largo y persistente con ligeros toques amargos.

En cuanto a LaPola 2011, tiene la personalidad de la elegante Albariño, de procedencia atlántica, la Dona Blanca, autóctona de la Ribera Sacra, y la Godello, que vive en plenitud a orillas del Bibei. Procedente de una añada en la que predominaron las temperaturas suaves y las lluvias tenues, es muy floral y fresco, con notas de fruta blanca y con una particular calidez debida a una intensa maduración al final del verano.

En Domino Do Bibei aman los vinos de corte clásico; y así los elaboran. Sabrosos, sencillos y fáciles de beber. Nosotros los anotamos en nuestra lista de imprescindibles.

LaLama 2010 y LaPola 2011: 15,90 €

En la despensa

En la despensa

Grupo Sushita: del fogón a casa

Karam El Shenawy

El referente en comida japo-fusión en España, Grupo Sushita, renueva sus bandejas de comida preparada para hacerlas más sanas y ligeras. Nosotros las hemos podido degustar en uno de sus últimos restaurantes. leer

En la despensa

Las mejores copas de cristal

Eduardo Torres Barquilla

Tan importante como escoger bien el vino es saber dónde beberlo. Cuando elegimos una cristalería u otra, estamos condenando o ensalzando las virtudes del líquido que atesora. leer

Todo esto
y mucho más
en En la despensa
+