El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

En la despensa

Entran con buen paso

Nos conquistaron primero por los ojos a través de sus etiquetas y, después, también por su su sabor.

La nueva colección de vinos El Paseante (La Gresca, La Pelea, El Pispa, La Escucha y La Charla) y Angelitos Negros 2013,  de la bodega de Toro La Casa Maguila, estrenan nuestra bodega otoñal.  Y entran con buen paso.

Lo asumimos: a veces, elegimos el vino por la etiqueta. Somos hedonistas, estetas y amantes de lo bello sin remedio, de ahí que los cinco vinos que componen la colección El Paseante y el último lanzamiento de La Casa Maguila nos hayan conquistado estéticamente. Lo admitimos, como también afirmamos que, por calidad y precio (entre 7 y 9 euros), son unos vinAZOS.

Además, preste atención a las seis etiquetas: ¿Descubre algún parecido razonable con El Hedonista? ¿Qué le parecen esas piernas que, sin duda, dan un gran paso hacia delante? Dicho esto, apostamos por la gente apasionada que avanza y crea deliciosos vinos para que otros los comportamos y asociemos a momentos felices.

Angelitos Negros es lo último de La Casa Maguila. Si esta novísima bodega ya nos conquistó con Cachito Mío, y sus reminiscencias a bolero, ahora lo hace con esos señores de traje y bombín, de paso firme, reflejados en la etiqueta. Pero no nos quedamos solo en la superficie ni en la parte visual, también nos ha fascinado, en boca y nariz, su juventud, modernidad y frescura.

Atrevido, este Toro rompe estereotipos y es de trago fácil. Procedente de cepas de entre 20 y 40 años mantenidas de forma tradicional, deja escapar los aromas frutales de la variedad tinta de Toro.

En cuanto a su nombre, trae, como Cachito Mío, a la memoria las notas y la letra de aquel tango. Porque a su creador, Jesús Peña, el vino, como la música, le despierta sensaciones similares. Y todas buenas. Así, Angelitos Negros, el vino más joven y probablemente el más humilde de la casa, reivindica, como los ángeles de Machín que también está hecho con amor. Y nosotros, loquitos perdidos por él.

El Paseante ha recorrido las viñas de España buscando denominaciones de origen diferentes. El resultado son cinco vinos con personalidad y que reflejan emoción, entusiasmo y cultura. Y es que estas etiquetas, un cava, tres tintos y un blanco, apuestan por la identidad de cada zona.

La Gresca (D.O. Cava) ofrece una vibrante expresión fruto de las variedades tradicionales, Macabeo, Xarel.lo y Parellada, con las que está elaborado. Eso y también por una crianza de doce meses. 

La Pelea (D.O.Ca. Rioja) es un tinto intenso, elaborado 100% con la variedad Tempranillo; presume de un carácter audaz. Por su parte, El Pispa (D.O. Montsant) demuestra la vitalidad de la Garnacha, y La Escucha (D.O. Bierzo) es fresco y sedoso, características de la variedad Mencía. 

Por último, La Charla (D.O. Rueda) es un blanco elaborado con las tersas y doradas uvas de Verdejo. Es aromático, con una boca fresca e intensa. Esto de momento, porque El Paseante sigue caminando con buen ritmo y paso seguro.

En la despensa

Todo esto
y mucho más
en En la despensa
+