El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Bares y lugares

Platos mediterráneos, música, tartas y cóctelesLa Pilla, no solo cocina

El ritmo no para en este espacio situado en la Plaza de Alonso Martínez en Madrid

Siempre ha sido de agradecer que uno pueda terminar una cena entre amigos pasando del postre a la copa sin cambiar de silla, dando así por recién empezada o por bien terminada la noche. Y no son pocos los locales de Madrid que están apostando por fusionar ambos conceptos, donde las raciones se combinan con música, y la apuesta de coctelería tiene igual importancia que la que sale de cocina. Nos acercamos a conocer uno de ellos: La Pilla.

Se trata del primer proyecto propio del cocinero escocés Andy Bryson, que tras pasar por grandes cocinas y hoteles de renombre se ha embarcado en una aventura personal junto a Christofer, Nacho y Lucía. Juntos han dado forma a un gran espacio polivalente en pleno Alonso Martínez, zona que se presta como pocas al concepto.

Tras una gran fachada acristalada, La Pilla es mucho más de lo que se ve a primera vista. Una primera sala, abierta y luminosa, tiene por protagonista una barra que ya anuncia en titular que aquí no solo se viene a comer. Al fondo y en la planta inferior, dos salones más suman capacidad e intimidad a la propuesta, que plásticamente es mediterránea, fresca y acogedora. Sombreros de paja por lámpara, suelos de madera y ladrillo visto; azul, verde o amarillo en las sillas; madera, blanco y flores.

Mediterránea es también su apuesta en cocina, donde no faltan toques de otras culturas. Y adaptada a cualquier mesa gracias a la variedad, la posibilidad de pedir raciones completas o medias y a su buena relación calidad-precio. ¿Por ejemplo? Unas jugosas berenjenas fritas con miel, con el punto justo de dulzura, acompañadas de salmorejo, un original huevo escoces –huevo de codorniz envuelto en carne picada, morcilla y frito en pan- o unas almejas a la parrilla con sofrito de ajo, cebolla y chile. Como plato fuerte, no hay que pasar por alto su selección de hamburguesas, como una sabrosa y contundente de confit de pato con foie a la plancha, o las carnes en horno de brasas. Y para terminar, tarta de zanahoria, red velvet o un bread and butter pudding con crema de vainilla.

Al margen del capítulo gastronómico, y como segundo reclamo de este espacio, el ritmo sigue en barra con cócteles y buenos destilados. La música sube y la sobremesa se alarga hasta las 2 de la madrugada de martes a jueves y hasta las 2.30h los viernes y sábados. Amplio horario que, además, es ininterrumpido. Los mediodías hay un estupendo menú por 12.90 euros, y los fines de semana una propuesta solo apta para Meat Lovers, con chuletón por protagonista, por 32 euros (vino y café incluido).

Etiquetas

Bares y lugares

Todo esto
y mucho más
en Bares y lugares
+

gourmet

Todo esto
y mucho más
en gourmet
+