El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Recetas

Tarta oreo y chocolate

Si tienes hijos, bien; si no los tienes pero eres un enamorado del chocolate, ésta es tu tarta.

Es apetecible, fácil de hacer (incluso con la participación de niños) y no necesita horno. El plan perfecto para una tarde de otoño en la cocina. Si tenéis un molde bonito para sacar a la mesa, es de esas tartas que quedan mejor sin desmoldar. Además, me gusta cuando queda cremosa y no tipo bloque. Si no es el caso, os recomiendo poner en el fondo del molde (de los que tienen la base desmontable) papel de horno.

Ingredientes
Para la base de la tarta:
300 g de Galletas Oreo Clásicas.
100 g de mantequilla fundida.

Para el relleno:
200 ml de nata para montar, importante, mínimo con un 35% de Materia Grasa.
200 g de chocolate negro tipo Nestlé Postres.
50 g de mantequilla.
70 g de leche condensada.

Para la decoración de la tarta:
5 Galletas Oreo partidas por la mitad.
Un puñadito de gotas de chocolate o lacasitos si quieres darle un toque de color.

Preparación de la base
Triturar las galletas, si tienes un robot de cocina mejor y sino se pueden machacar con un mortero. A mí me gusta poner la galleta entera pero si quieres que te quede más crujiente la base, entonces quita la parte blanca de la galleta.
Derretir la mantequilla en el microondas y mezclar con las galletas trituradas, hasta que quede una pasta homogénea.

Untar el molde con mantequilla o poner un papel de horno para que sea más fácil desmoldarla, aunque yo recomiendo hacerlo directamente en un molde bonito que se pueda sacar a la mesa. En este caso, no hace falta ponerle mantequilla. Extender la masa por la base el molde presionando bien con una cuchara. Poner también masa por los laterales del molde. Guardarla en la nevera toda la noche. Si no se desea esperar, ponerla bien tapada en el congelador.

Preparación del relleno
Para preparar la crema, poner la nata en un cazo, a fuego lento, hasta que hierva. Remover poco a poco y cuando hierva, retirarlo del fuego e introducir el chocolate troceado, la leche condensada y la mantequilla. Mezclar bien, hasta obtener una crema homogénea.

Rellenar el molde (que tienes en la nevera o congelador) con la mezcla y deja reposar durante 5 minutos.

Decorarlo con las galletas (yo las parto por la mitad) y las pepitas de chocolate o lacasitos.

Meterlo en el frigorífico un par de horas antes de servir. Esto no puedes acortarlo, aunque te apetezca mucho comértela. De hecho, está más rica si la dejas todo un día en la nevera. Si quieres hacerla desmoldándola, entonces, te recomiendo poner usar un molde desmontable y ponerle papel de horno (ver foto). Para la decoración, en este caso, no he roto las galletas para que veáis las dos opciones  y escojáis la que más os guste.

17273747576777scroll down

Recetas

Recetas

Sopa miso contra todo

Miguel de Santos

Chloé Sepulchre, autora del blog Being Biotiful, planta cara a la estación más fría del año con una sopa reparadora y llena de buenas propiedades. leer

Todo esto
y mucho más
en Recetas
+