El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Restaurantes

Arriba, en Platea

Un lugar donde se puede comer día sí y día también. Siempre, es un placer.

Ramón Freixa tiene su espacio en Platea Madrid. Es Arriba, se come de maravilla, tiene muy buen ambiente y es una pista muy a tener en cuenta.

Ramón Freixa no deja de ser noticia porque no deja de generar actividad. Si hace apenas unos meses ponía en marcha Arriba, en Platea Madrid, ahora se ha sabido que diseñará la nueva oferta gastronómica del Teatro Real. De momento, hemos comido (y en varias ocasiones) en el primer espacio y nos ha gustado mucho.

La ubicación es clave. Ocupa la primera planta de lo que antes fueran los cines Carlos III y desde cualquiera de sus mesas se tiene una privilegiada vista de Platea Madrid y su escenario. El bistró de Freixa, articulado en tres alturas, es uno de los puntos calientes de este lugar que, sin lugar a dudas, funciona. En Arriba, en particular, encajan todas las piezas. La oferta es deliciosa, variada y apetecible. La relación calidad-precio indudable.

Es el único restaurante, es decir, cuenta con servicio de mesas, se puede reservar y disfrutar de un almuerzo o cena distendidos. Es perfecto para negocios, mucho más si se quiere impactar al interlocutor dado que el marco es diferente. Y, por supuesto, no falla como propuesta de ocio con amigos, pareja… Sea cual sea la situación o contexto, siempre se come muy bien.

La carta es tan extensa que no cansa. Es variada, saludable, apetecible y pensada para el día a día, con una equilibrada oferta de verduras, carnes y pescados. No faltan platillos como las croquetas de jamón (muy cremosas), la ensaladilla rusa al carte (de obligada degustación) o las bombas (un claro guiño a la Barceloneta). ¿Y qué decir de esos huevos fritos con sobrasada?

Resultan divertidas las llamadas ‘Butiperrinchis’, es decir, la versión Freixa del perrito caliente, eso sí, con butifarra catalana. Tampoco debe perderse de vista el apartado de hamburguesas; bajo el epígrafe ‘Bin ban burger’, presenta tres creaciones: la american style, la llamada ‘Madagascar’ (con un toque de pimienta y mostaza) y la ‘Erre que erre’, rellena de rabo de buey y foie gras.

Freixa también mima los guisos y los arroces. Sin pasar por alto el cuidado que presta a la selección de los pescados y carnes, así como a su elaboración. Véase el rodaballo frito, del que apenas deberían quedar en el plato las raspas, ¡y ni eso!.

Torrija, tarta de queso, flan, milhojas son una buena muestra de que los postres son tradicionales. Pero si hay que elegir uno solo, que sea, entonces, el long-eclair con helado de chocolate, perfecto para compartir. Ésa es una de las mejores bazas de este delicioso bistró, que los platos están pensados para compartir y resultar apetecibles cada vez que se visita. Porque la suya, quizá sea la primera vez, pero no la última. Arriba de Ramón Freixa engancha.

Una respuesta a Arriba, en Platea

  1. roberto dijo:

    Comi alli con la parienta y no me parecio nada del otro mundo es como un vips pero en caro , una vez conocido no volvere a ir, para la comida que dan me parecio caro.

Restaurantes

Todo esto
y mucho más
en Restaurantes
+