El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Restaurantes

Sabores del mundo en el corazón de Madrid. Babelia Café

Exótico y desenfadado, su refrescante cocina cautiva.

Recientemente fijábamos nuestra atención en La Taberna Los Gallos, en el Callejón Puigcerdà. Regresamos hasta este bonito rincón de Madrid para detenernos y tomar asiento en Babelia Café. Ambos restaurantes tienen vínculo dado que, junto con Puerto Lagasca, pertenecen al empresario Pepe Caldas. Ambos, además, comparten un concepto redondo.

Decíamos que, pasado el verano, La Taberna Los Gallos seguiría convenciendo por su cocina, ubicación, estilo y precio. Babelia Café también lo hará porque su base y filosofía son similares. Eso sí, la propuesta es bien diferente. De modo que hoy elija uno y mañana, el otro.

Se come rico, muy rico, de forma equilibrada y el ambiente es realmente atractivo. Es difícil no sentir apetito al abrir la carta, dada las sugerentes propuestas. De factura internacional, la cocina trae sabores y olores de países como México, Líbano, Italia, Franca y, por su puesto, de España. Nos gusta el amplio uso de las verduras, la mezcla de colores en los platos y cómo se potencian aromas con especias y cítricos.

Diríamos que existen tres platos que en algún momento conviene probar. Nos referimos a creaciones como la ensalada Babelia; el sashimi de salmón marinado y acompañado con helado de wasabi, y los deliciosos tacos de pollo tikka masala con guacamole, mango y pico de gallo. Estos últimos no se querrán compartir con nadie…

Llegarán, seguro, nuevas ocasiones en las que tomar mesa y entonces optar por el cous cous de gambones, calabaza y verduras con menta y almendras; o la lasaña de cebón gallego con wonton. Si no conoce la mitad de los ingredientes, pregunte, claro que sí, pero sobre todo déjese guiar por su intuición y apetito porque en Babelia Café la cocina es, dentro de su frescura y ligereza, excelente.

Los rollitos vietnamitas de pato laqueado con salsa agridulce de jengibre y naranja, o el tataki de atún con cítricos y arroz meloso con almejas y hierbabuena, son otras dos muestras de la buena factura culinaria.

Entre los pescados, algunos como la brocheta de bacalao negro con miso, sake, verduras y salsa romescu, la lubina a la parrilla o el rape con salsa de naranja, foie y juliana de manzana. Y como carnes, desde un pollo limeño con cítricos y verduras asadas; la hamburguesa de cebón gallego con pan brioche o el steak tartar de ternera gallega.

Tiramisú, tartas como la de zanahoria o la crostada con chocolate blanco, frutas del bosque y helado son apenas algunos de los postres que propone este cuidado establecimiento. La bodega es asimismo un ejemplo de mimo y la coctelería un añadido más para animarse a conocer esta dirección.

Nos gusta especialmente la terraza. Elegantemente vestida y con cierto aire parisino, permanecerá abierta durante todo el año. Los espacios interiores están decorados con mucho encanto, un toque mediterráneo y con un absoluto protagonismo de la luz. De Babelia Café nos gusta, además, cómo se combinan ambientes y formatos.

Sea cual sea el elegido, es fácil sentirse cómodo: desde el lounge & bar, con mesas altas, el comedor propiamente dicho, éste en la primera planta, o la citada y ahora refrescante terraza.

En Babelia Café se puede desayunar, tomar el aperitivo, empezar picando algo y terminar comiendo más de la cuenta. Sin olvidar disfrutar de una copa o dejar pasar el tiempo sin mirar el reloj y degustar el brunch que sirven tanto sábado como domingo.

Restaurantes

Todo esto
y mucho más
en Restaurantes
+