El Hedonista El original y único desde 2011

“Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro”. Emily Dickinson

Menu abrir sidebar

Restaurantes

Reciente apertura en la concurrida y madrileña calle de Jorge JuanBarra y Mantel, ¡qué gusto!

Amplísima carta con buena base y fuertes raíces en la cocina de mercado. En definitiva, una auténtica delicia.

Tras su exitoso paso por su ciudad natal, Valencia, e Ibiza, Iván González recala en Madrid y se queda en Jorge Juan en un interesante local de nombre discreto y mucho encanto. Barra y Mantel es un verdadero gusto. Y por eso, queremos compartirlo.

Conoció los entresijos del mundo de la construcción, vivió dentro y fuera de España, y decidió que lo suyo tenía que ver con la cocina. Y llegó el momento de poner una pica en Madrid, trasladarse a una de sus calles con más movimiento culinario y abrir las puertas de un espacio que algunos denominan como taberna y otros como bistró. Nosotros diremos que es una casa en la que se come muy bien.

La carta es amplísima. Quienes prefieren las propuestas más breves, podrán decir que es demasiado extensa. Efectivamente, quien tome asiento con mucho apetito puede hiperventilar porque todo es apetecible. Y a la carta, se suman sugerencias fuera de ella que siempre, siempre, al menos, hay que escuchar. Porque si lo hace, quizá se incline por una buenísima ensalada de higos y queso aliñada con pomelo. ¡Nunca se sabe!

De obligado precepto son las croquetas de jamón ibérico y de gambas. Nos gustó especialmente la alcachofa rellena de rabo de toro, suave y deliciosa. Así como la merluza, en taquitos, realmente aconsejable.

Como recomendables son, sin duda, el steak tartar y el tartar de atún. Dejamos para la próxima las albóndigas de chuletón y las mollejas a la brasa. Pero también los arroces, por ejemplo, el de pato y ajetes.

Y cuando lleguen los días fríos volveremos buscando guisos como las verdinas con perdiz o los garbanzos con rape y espinacas.

Por si esto fuera poco, bajo el epígrafe ‘Platazos’ presentan el chuletón de rubia gallega, los canelones de solomillo y trufa, o el pollo picantón con patatas, entre otros. Que nadie se asuste, también existe espacio para el buen pescado: merluza de pincho, lubina…

La base tradicional recorre, asimismo, la selección de postres. Como la tarta fina de manzana, el flan de queso o la crema de limón y merengue. Sí, también hay torrija, para esa parte de la clientela que ya casi no puede vivir sin ella…

Con tantos platos y todos tan apetecibles, cómo no desear volver. Cabe señalar que Barra y Mantel, como bien indica su nombre, cuenta con una atractiva barra en la que compartir espacio con otros comensales y disfrutar de un tono más distendido. Aunque eso, ya sabemos, lo pone cada uno…

Barra y Mantel

Jorge Juan, 50.

www.tabernabarraymantel.com

Restaurantes

Todo esto
y mucho más
en Restaurantes
+