El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Restaurantes

Bodegón Alejandro, autenticidad vasca

Es una dirección imprescindible en San Sebastián que aúna calidad y cantidad.

San Sebastián es cuna de la vanguardia culinaria de este país. De ella y de la gastronomía que no falla, la de los sabores y recetas más tradicionales. Bodegón Alejandro es un buen ejemplo.

Situado en la parte vieja de la capital guipuzcoana, Bodegón Alejandro es uno de esos establecimientos en los que huele de maravilla en cuanto se abre la puerta. Es el primer estímulo sensorial que recibe el comensal: un profundo aroma a guiso, a platos que requieren un tiempo sobre el fuego, que son anti prisas, a esas recetas que nos recuerdan a la familia. Adelantamos que el comensal sentirá ese aroma reconfortante y cuando abandone el establecimiento posiblemente lo haga con una bonita sonrisa porque la satisfacción, en Bodegón Alejandro, es de veras mayúscula.

Este restaurante, propiedad de Ixo Grupo (Ni Neu, Nerua, Bistró Guggenheim y Mugaritz), ejemplifica la autenticidad de la gastronomía vasca. Tiene alma marinera y así lo denota su decoración y ambiente, además de los platos, muchos de ellos con raíces del Cantábrico y, como apuntamos, alejados intencionadamente de la vanguardia.

El artífice es el chef Iñaxio Valverde quien, en función de cada temporada, elige los productos más versátiles y sabrosos. Con ellos, confecciona las sugerencias fuera de carta: espárrago blanco de Navarra, revuelto de xixas de primavera y huevos de caserío, habitas y guisantes salteados con mollejas de ternera, anchoas fritas en aceite de oliva…

Entre los platos de la carta, algunos imprescindibles como los huevos asados a baja temperatura con crujiente de bacon y consomé de queso Emmental; la sopa de pescados y mariscos a la donostiarra, con taco de merluza, langostinos, berberechos y mejillón; la merluza a la plancha con patata rota y vinagreta de cítricos; o el lomo de bacalao confitado en aceite de oliva con txangurro guisado a la donostiarra y al pil-pil. Sin olvidar, la cuajada o mamia que se elabora en la mesa, es decir, al momento, y que se acompaña de miel.

De martes a viernes, mediodía, se puede optar por un menú que cuesta 16 euros (+IVA) y durante el fin de semana, 23 euros (+IVA). También a mediodía, sirven el menú alubiada cuyo precio asciende a 29 euros. Se trata de la exquisita alubia negra de Tolosa, claro está, con costilla y panceta guisada y glaseada, morcilla, chorizo, berza con refrito de ajos y guindillas de Ibarra. Para concluir: la famosa torrija de la casa con helado de café.

Pero hay más propuestas, esta vez, sin duda, para los más osados y poseedores de un buen apetito y estómago. Nos referimos al menú degustación (42 euros + IVA), que incluye dos entrantes, un pescado, una carne, dos postres y el maridaje con excelentes vinos. En Bodegón Alejandro sopla el viento del Cantábrico y se saborea literalmente la tradición vasca. Así que reserve y siga nuestro consejo: no tome el aperitivo antes. Ni tan siquiera un cervecita.

Restaurantes

Todo esto
y mucho más
en Restaurantes
+