El Hedonista El original y único desde 2011

“¡Si uno conociera lo que tiene, con tanta claridad como conoce lo que le falta!”. Mario Benedetti

Menu abrir sidebar

Restaurantes

Es la propuesta perfecta para un domingo relajadoEl brunch en Poncelet Cheese Bar

El queso, el buen queso, siempre apetece. Y un desayuno tranquilo, en domingo, cuando no nos apremian mil tareas, en torno a este producto, nos parece un plan redondo. La dirección que presenta esta interesante opción es, naturalmente, Poncelet Cheese Bar, en Madrid. 

El brunch de este local especializado en queso de diferentes lugares del mundo, se introdujo a principios de año, se sirve, como indicábamos, los domingos de 12 a 16 horas y su precio es 28,90 €. Cabe señalar que, como la carta, tanto la del restaurante como la de la barra, también cuenta con propuestas para quienes no se divierten o, directamente, lo pasan mal con este producto lácteo.

Para dar inicio y siguiendo la estructura clásica del brunch, se sirve una copa de espumoso. Entre las bebidas, se puede optar por batidos de frutas, vainilla bourbon, chocolate negro o queso ahumado. Sí, ha leído bien: queso ahumado. Se trata de un batido realmente bueno, suave y muy singular.

Además, la oferta líquida abarca cócteles maridados con queso, por ejemplo, el Bellini con queso de cabra o el Negroni con una referencia de oveja curada. Zumos de naranja, cítricos o diferentes recetas de vegetales y frutas “detox” complementan los cafés, tés e infusiones.

En cuanto a los bocados, para comenzar, se sirve una cesta de panes tostados con mantequillas, mermeladas, tomate rallado y tabla de quesos o surtido de embutidos. A continuación, se presentan tres secciones para elegir un plato por cada una.

En la primera, por ejemplo, ensalada Poncelet de parmesano o tomate en almíbar oriental, romescu y oblea de queso pasiego (muy recomendable). En la segunda, mollete de pimientos rojos al humo asados en su jugo, bonito en escabeche y virutas de San Simón da Costa; “cheese burguer” de vacuno o una selección de ricas croquetas, entre otras sugerencias. Finalmente, huevos benedictinos o tortilla de patata trufada y queso brie, por citar algunas recetas que varían periódicamente.

Después de haber dado cuenta de un extenso desayuno, llega a la mesa con la caja dulce Poncelet, compuesta por un croissant, una mini cake, la Poncelet cheesecake, una crema de chocolate y naranja en tostada y fruta de temporada marinada en ron.

El brunch de Poncelet Cheese Bar es, en nuestra opinión, una divertida y contundente propuesta para quienes aman el queso. Si bien, los que no se suman a esta nómina siempre pueden optar por la carta de sala o la de barra, lanzada hace unos meses para dinamizar la primera parte del restaurante con tapas informales a precios asequibles.

Restaurantes

Restaurantes

Culler de Pau

Gabriela Domingo

“Cocinamos el paisaje”. La ría de Arousa y la huerta dan todo el sentido a la cocina creativa, perfeccionista y fiel a las raíces gallegas de Javier Olleros. leer

Restaurantes

El brunch en Poncelet Cheese Bar

Mar de Alvear

El queso, el buen queso, siempre apetece. Y un desayuno tranquilo, en domingo, cuando no nos apremian mil tareas, en torno a este producto, nos parece un plan redondo. La dirección que presenta esta interesante opción es, naturalmente, Poncelet Cheese … leer

Todo esto
y mucho más
en Restaurantes
+