El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Restaurantes

Es preciso reservar a través de su página web. Fierro, el restaurante de una sola mesa

Es el proyecto de Germán Carrizo y Carito Lourenço en Valencia. 12 plazas a las que se accede online.

El restaurante se reinventa. Fierro, en Valencia, es un buen ejemplo. Se trata del proyecto de  Germán Carrizo y Carito Lourenço, cuenta con una única mesa para 12 comensales. Y eso sucede tan solo algunas noches. Para hacerlo, es preciso reservar a través de su página web. Comprar un ticket es una nueva experiencia. 

Durante los últimos tiempos, debido en gran medida, qué duda cabe, a la crisis, hemos asistido a un cambio en el concepto de restaurante. Y también hemos visto cómo se ha transformado la figura del cocinero. Ahora, probablemente más que nunca, deben mostrar un carácter más polifacético y adaptarse a varios registros. Ya no basta con cocinar y tener un restaurante con más o menos cubiertos, ahora, casi deben inventarse cada día. Bueno, esto no es ajeno a otras profesiones… pero volvamos a la buena mesa que nos ocupa hoy.

Dicho esto, Fierro no es un restaurante al uso. Se denomina espacio gastronómico y, hace apenas tres meses, inauguró el servicio de cenas. Como decimos, en una sola mesa, y únicamente determinadas noches al mes. Así entienden la gastronomía esta pareja de chefs argentinos que ha trabajado en restaurantes como El Poblet, junto a Quique Dacosta.

No se limitan, por tanto, al formato clásico. Ellos apuestan por un local, en el barrio de Ruzafa, en el que desarrollan labores de I+D y otras actividades como catas, cursos y talleres. Después de tres meses de rodaje, se dieron cuenta de que faltaba ese momento exquisito de la cena, con la liturgia de la mesa, los platos que componen el menú cerrado y los vinos bien elegidos.

¿Siente curiosidad? Cuando concluya este artículo, teclee Fierro, consulte el calendario y las plazas libres. Para hoy y para mañana, quizá llegue tarde, pero eche un vistazo a lo que degustarán los 12 comensales y, seguramente, se anime.

Como aperitivo, berberechos caramelizados, y a continuación, caballa ibérica, guacamole crujiente, pulpo a la llama, empanada criolla, ensalada de algas y ostra, entre otros bocados.

El precio asciende a 50 euros (IVA incluido) y es preciso abonar 20 euros al realizar la compra del ticket. Sumando 20 euros más, pensarán con antelación el maridaje más adecuado.

Es una única mesa, solo 12 cubiertos, que dan y darán mucho juego en torno a la cocina mediterránea. Es la que adoran Germán Carrizo y Carito Lourenço, la que les inspira un reverencial tratamiento del producto.

Las noches libres, así como el servicio de comida, si el cliente lo desea, se convierte en el único comensal o anfitrión de sus eventos privados. Porque ésa otra vuelta de tuerca a la que nos hemos acostumbrado en el mundo de la hostelería. Esto es, los espacios a medida:  celebraciones íntimas, reuniones, showcooking, etc.

Restaurantes

Todo esto
y mucho más
en Restaurantes
+