El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Restaurantes

El restaurante ofrece también el vagón de tren Antonio Machado para eventos y celebraciones de 50 personasLa postal, para comer muy bien en Segovia

En el segoviano pueblo de Zamarramala, y con unas espectaculares vistas sobre la ciudad medieval, La Postal ofrece cocina de calidad de la mamo del chef local Joni Barroso.

Estamos mal acostumbrados, o mal informados, o ambas cosas a la vez. Nos referimos a los que vivimos o hemos vivido mucho tiempo en las grandes ciudades de este país. Allí, uno cree estar en el epicentro del mundo, donde todo sucede, donde todo es posible y donde la actualidad se produce y se vive en primera fila, con nosotros de únicos e importantes protagonistas. Pasa en muchos aspectos de la vida y, también, cómo no, en el mundo de la restauración y de la gastronomía. La rapidez de apertura de locales es tan vertiginosa como el cierre. Lo mismo tarda en ponerse de moda un chef que en caer en el olvido. Grandes grupos de empresarios han copado la escena gastronómica, de Madrid por ejemplo, con lugares de culto donde dejarse ver, pero que poco aportan a la esencia del buen comer. Pero hay vida más allá de Madrid (Barcelona, Bilbao, Valencia…) y hay propuesta, y excelente, en gastronomía.

Y todo esto viene al caso porque el otro día tuvimos la oportunidad de probar la nueva carta del restaurante La Postal, en Segovia. Allí, lo de dejarse ver no tiene ningún sentido porque uno va primero, a comer bien; y segundo, a quedarse extasiado con las maravillosas vistas de una de las ciudades más bonitas de Europa. La hora bruja es la del atardecer, cuando la puesta de sol cae sobre la piedra caliza de los monumentos, dorándolo todo en la transición hacia la noche; de repente, los monumentos más representativos de la ciudad se dibujan iluminados contra el negro. Un espectáculo que merece la pena contemplar mientras se esperan los platos.

Cuando los platos desfilan comienza otra sesión de disfrute: la de la cocina del chef segoviano Joni Barroso. Curtido en varias batallas, Joni se formó en la Escuela de Hostelería de Segovia, para empezar después un periplo que le llevaría a El Amparo a las órdenes del chef Nazario Cano. En 2007 prosigue su viaje culinario hasta La Rioja en Echaurren y en el restaurante de Marqués de Riscal en El Ciego como segundo de cocina de Francis Paniego. Después estuvo en Villena con Julio Reoyo (única estrella Michelin en Segovia), en Montia (estrella Michelin en El Escorial) y por último en la Portada de Mediodía de Torrecaballeros.

Nadie osa eliminar de la carta los asados en una ciudad en la que se demandan y se comen muy buenos asados; también en La Postal. Pero la llegada de Joni Barroso supone una renovación total de la carta de este restaurante. Una cocina en la que el chef busca ensamblar lo mejor de la cocina mediterránea con la cocina local, o de proximidad. Y lo consigue con una carta bien estructurada en la que ofrece platos como el huevo a baja temperatura con brandada de bacalao o, también de bacalao, un gratinado con ali-olí de ajo negro y crema de piquillos que se sirve en su punto de equilibrio y resulta espectacular. También memorable el escabeche de conejo sobre lecho de lombarda, el ajo blanco con tartar de tomate y breva con gamba a la plancha, el capón en pepitoria con cigalas y boniato o una sopa fría de frutos rojos con yogur de oveja que remata con frescor una propuesta muy equilibrada en ingredientes, texturas y sabores. Absolutamente recomendable.

El complejo, además de la amplia sala de comedor, incluye un jardín y una vagón de tren de los años 50 (llamado Antonio Machado) para celebraciones especiales, y con las mismas vistas que la  sala principal.

Más información:
La Postal
Calle Sacramento, 22
Zamarramala. 40196. Segovia

– Reservas: tel. 921 120 329
– reservas@restaurantelapostal.es

Restaurantes

Todo esto
y mucho más
en Restaurantes
+