El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Actualidad

Hay Festival Segovia: escuchar es crear

En un fin de semana propicio para el encantamiento, Segovia será una fiesta; la fiesta grande de la cultura.

La novena edición del Hay Festival reúne en Segovia lo mejor de la literatura, el arte, el pensamiento, el cine y la gastronomía de todo el mundo.

La luz del otoño deja en Segovia crepúsculos de belleza inenarrable, pintados con esa luz dorada a la que sube la ciudad como elevándose hacia lo alto, en palabras ya legendarias de María Zambrano. Pero si este fin de semana el lector se pasa por Segovia tiene además muchas posibilidades de que en la mesa de al lado de la terraza, o en la barra del bar, o cruzando por la calle, se encuentre con un Premio Nobel, un arquitecto de fama internacional, un escritor de los más vendidos en el mundo o un periodista de los que corta el bacalao en Europa. Ese el paisaje intelectual que dibuja el Hay Festival, una cita ineludible ya en el mundo de la cultura y el pensamiento, que durante cuatro días, el último fin de semana de septiembre, transforma Segovia en algo muy parecido a lo que debió de ser la Atenas de Pericles, un enclave en el que confluirán lo mejor de la literatura, el pensamiento, el cine, el periodismo, la gastronomía y el arte de todo el mundo.

El extraordinario patrimonio de la ciudad castellana, salpicada de edificios llenos de historia, rincones con sabor y paisajes únicos, se une en mágica simbiosis con los mejores pensadores y creadores del mundo, para crear un Festival inigualable, en el que se celebran más de sesenta actividades culturales (un auténtico reto organizativo), y que es seguido por miles de personas que inundan la ciudad y las sedes, ávidas de escuchar y de ver.

Por ejemplo, y para abrir boca: dos premios Nobel de Literatura, De Clezio, Vargas Llosa, charlarán amigablemente al cobijo de las filigranas góticas del primer convento dominico fundado en España, el de Santa Cruz la Real, el mismo en el que Ferrán Adriá hablará sobre cocina y creatividad; mientras tanto, Norman Foster presentará en una maravillosa y recogida iglesia románica, San Juan de los Caballeros, un libro dedicado a Cuba, o un grupo de poetas homenajeará a San Juan de la Cruz a pocos metros de su tumba… La sucesión de nombres que este año participan en el Hay Festival -el que Clinton bautizó como el Woodstock de las ideas- es tan apabullante que la propia directora, María Sheila Cremaschi, poco dada a excesos verbales a pesar de que cada edición supera la siguiente, ha dicho literalmente que “nunca se habían juntado tantos genios” en el Hay. A los ya citados Foster, De Clezio, Vargas Llosa y Adriá, se une una selección española dispuesta a golear, y en la que no falta ninguna estrella: Marías, Muñoz Molina, Clara Sánchez, Millás, García Montero, David Trueba… acompañados por una nómina extranjera de lujo: Lemaitre (el último y leidísimo premio Goncourt); Cees Nooteboom; Chris Patten, rector de la universidad de Oxford; la responsable de los premios Pritzer, Marta Thorne, o el misterioso y aristocrático Peter Esterhazy. Nombres que abren el apetito de los paladares literarios y creativos más exquisitos.

Pero, además, durante el fin de semana tienen lugar decenas de actos protagonizados por escritores, creadores, editores, pensadores, políticos y periodistas procedentes de todo el planeta, albergados en los mágicos rincones que Segovia esconde: iglesias, museos de arte moderno, como el Esteban Vicente, jardines, como el maravilloso Romeral de Leandro Silva, patios… la ciudad entera se ve convertida, por obra y gracia de la cultura y de la palabra que transforma, y de esos miles de visitantes que ocupan la ciudad, en un espacio para la creación y la reflexión, propicio para el encantamiento.

La gastronomía, el cine y el arte son otras de las señas de identidad de este Festival, que ofrece ciclos de cine chino, francés y británico, y dos exposiciones exquisitas: una selección de esculturas de la galería Malborough en La Huerta de Félix Ortiz, y una muestra de libros de autor de Ivory Press en el Palacio de Quintanar… la concentración de actividades es tal que el espectador puede sufrir un síndrome de Sthendal concentrado.

Aunque ya se han vendido muchas entradas para los diálogos y lecturas más demandados, lo mejor es acercarse a Segovia, y empaparse de ese ambiente, sentir la capacidad de transformación de la cultura, esa fuerza impalpable que combina la belleza de la ciudad con la intensidad de la cultura. Siempre en el Hay Segovia se viven un puñado de momentos mágicos, y están asegurados muchos momentos para la reflexión, el asombro o el placer que proporcionan el arte y el pensamiento.

Albert Camus escribió que en algunos lugares del mundo mirar es creer. En el Hay Festival de Segovia escuchar es crear. Porque los espectadores se sienten partícipes de lo que oyen y de lo que ven. Porque nada resulta más gratificante en tiempos de turbulencias que escuchar y ver a los mejores en cada campo para abrir la mente y la imaginación y poner a trabajar nuestra creatividad.

 

 

 

Una respuesta a Hay Festival Segovia: escuchar es crear

  1. Fuencisla Otero dijo:

    Artículo fantástico, que invita a acudir a Segovia estos días.

Actualidad

Actualidad

Casa Decor se abre al arte

Miguel de Santos

Del 1 al 16 de diciembre, Casa Decor celebra la Exposición “Arte Abierto”, una iniciativa dentro
de la nutrida agenda de citas con el arte contemporáneo de Madrid. leer

Actualidad

Digital versus Analogical

Gabriela Domingo

El mundo digital ha entrado de lleno en el arte. Estas obras se exponen y adquieren en kreislerart.com y en la Galería Kreisler de Madrid. Para ver y casi tocar. leer

Todo esto
y mucho más
en Actualidad
+