El Hedonista El original y único desde 2011

“¡Si uno conociera lo que tiene, con tanta claridad como conoce lo que le falta!”. Mario Benedetti

Menu abrir sidebar

Actualidad

¿Otro post sobre Mad Men? (5 incógnitas de la quinta temporada)

Preparados y listos para recibir como se merece a 'la quinta'. Emoción.

Tranquilos. Aquí no vamos a volver sobre lo que ya sabéis ni vamos a desvelaros lo que desconocéis. Pero sí os vamos a poner in the mood para recibir como se merece a ‘la quinta’; las claves y las nuevas líneas de interés de la serie a la que todos quieren parecerse. Porque, en el fondo, todos queremos ser Mad Men.

Todos tenemos un ratito al día en el que pararíamos el mundo para ‘hacernos un madmen’. La gracia de la serie de Matthew Weiner es que ha sabido convertirse en un icono universal de estilo utilizando personajes y tramas nada complacientes. Su mezcla de glamour estético y ambigüedad moral, de hedonismo y auto-destrucción, de luz y de sombra ha subyugado al mundo de la crisis global y se ha hecho un hueco en nuestro -golfo- corazoncito. Después de la gran expectación creada en todo el mundo con el estreno de ‘la quinta’, por fin llega a España el próximo 20 de mayo en Canal +. Estas son las cinco razones que nos van a mantener con la nariz pegada a la pantalla con Mad Men.

1. Cherchez la femme. Megan (Jessica Paré), la sorprendente nueva pareja de Don, es el símbolo de los cambios de esta temporada. Si su anterior esposa, la inquietante Betty, evocaba a las frígidas heroínas rubias de Hitchcock, perfectas por fuera, pero íntimamente frustradísimas, Megan parece salida de una película de Rohmer o de Godard (con ese punto francófilo a lo Anna Karina), y podría haber posado para Hamilton en el Blow Up de Antonioni. Liberada, francófila, bailona, siempre a la última en moda (esos estilismos…) y divertida, Megan, además, parece una buena persona (una buena persona en Mad Men es tan rara como un catedrático en Aida) que se extraña del cinismo que rodea a todos los personajes. En el universo un poco sórdido de Don Draper, de polvos rápidos en cuchitriles oscuros, con aliento a whisky y tabaco, en su mundo de casas oscuras con cortinas pesadas, papeles pintados de pesadilla y mujeres con sostenes de ingeniería aeronáutica, Megan supone la llegada de la haute lingerie, de la sensualidad, de la soltura, de Warhol, de la música pop y las piernas infinitas sobre una cama que se ilumina con la primera luz de Manhattan. De momento, su regalo de cumpleaños en el primer capítulo de ‘la quinta’, la ya mítica interpretación de Zou bisou bisou (arriba en el vídeo), ha dado la vuelta al mundo.

2. ¿Don Draper se ablanda? Ese Don que en el primer capítulo de la serie decía que el amor es algo que inventó un publicista para vender medias; ese Don frío y calculador capaz de cualquier cosa para dejar claro quién manda en la manada; ese Don obsesionado por ocultar el secreto y la mentira que son el centro de su vida; ese Don hipertestoterónico que quería zumbarse a todo lo que se movía y pegarse con cualquiera que le mirara atravesado; ese Don al límite del alcoholismo que se agarraba a lo que fuera con tal de no volver a su casa y enfrentarse a su miseria cotidiana, ese Don amargo y torturado… ¿Se ablanadará en ‘la quinta’? La influencia de la dulce Megan, su nuevo loft de lujo, la pérdida de importancia de su secreto en el marco del buenrrollismo generalizado de la sociedad de la época, ¿habrán convertido al killer oficial en un corderito enamorado que ha perdido su instinto y su agresividad para los negocios? ¿El pánico oculto bajo la apariencia de control absoluto de Don va a pasar a primer plano? ¿La neurosis emerge? ¿Qué consecuencias puede tener esa transformación? ¿Es mejor para la serie un Don malo que un Don bueno? ¿Por qué la bondad no vende? ¿Tiene algo que ver con esto que John Hamm, el intérprete de Don, se haya convertido en productor ejecutivo de la nueva temporada y esté harto de interpretar a un sátiro al borde de la autodestrucción?.

3. Las mujeres, primero. Los hombres de Mad Men (excepto Don) son poco interesantes comparados con las mujeres. Mientras que el cerebro de ellos tiene cuatro posiciones: work, drink, fuck y off, ellas sustentan la sustancia dramática de la serie. Así, las grandes preguntas de esta temporada están relacionadas con ellas y sus dilemas vitales. ¿Conseguirá Joan (Christina Hendricks, cuya silueta, por cierto, ha dejado instantáneamente obsoleta Megan y su aire de Twiggy) hacer creer a su marido que el hijo que ha nacido es suyo? ¿Será Peggy Olson (Elisabeth Moss) respetada por su trabajo, y reaparecerá aquel hijo que tuvo con el cutre de Pete Campbell, ahora su jefe?, ¿Empezará la hija de Don a proporcionarnos grandes momentos de borderío infantil? Y, sobre todo, ¿conseguirá la inquietante y frígida Betty darse cuenta de que su vacío interior no se rellenará nunca? ¿A quién será el próximo al que amargará la vida haciéndole creer que es su príncipe azul?.

4. El reino publicitario. Los chicos de la avenida Madison ya saben que tienen entre las manos algo más que un negocio que sirve para ganar dinero y comer en restaurantes de lujo: tienen un arma para modelar las mentalidades y las costumbres. De repente, la televisión se va a convertir en el aleph, y ellos van a estar allí, siendo lo más cool del mundo y diciendo a millones de personas cómo tienen que vivir y qué tienen que desear. Resulta sorprendente leer los textos de McLuhan sobre la publicidad americana y compararlos con el trasfondo de Mad Men (“La felicidad es la certeza de ser permanentemente bien engañado”, dice a este respecto, recordando a Swift). No me extrañaría que el bueno de Matt Weiner los hubiera leído para inspirarse.

5. La nueva América del flower power. La América de mediados de los sesenta camina hacia un cambio de época, una transformación radical de estética y de ética. La prosa épica de la posguerra americana con todos sus claroscuros, una época sórdida de sospechosos políticos y morales, de mcarthysmo y secretos, de sexo oscuro y represión, da paso al pop, la liberación sexual, el flower power, pero también a las luchas sociales, políticas y económicas, con el mítico 68 como horizonte. ¿De qué manera se verá reflejado en una serie que siempre ha hecho de su conexión con la sociedad que describe una de sus mejores armas?.

6 respuestas a ¿Otro post sobre Mad Men? (5 incógnitas de la quinta temporada)

  1. cesar dijo:

    Oí hablar de Mad Men por el 2009 pero no fue hasta 2010 q me invitaron una serie, el estilismo visual y los guiones son geniales. a mí en particular me encanta la estética sixty (americana)

  2. Teresa C. dijo:

    Me encanta. Qué comentarios más inteligentes y agudos!
    Bisou, bisou para el hedonista.

  3. Juan Manuel dijo:

    Magnífico. Genial. Estupendo. Inteligente. Divertido. Picante. Culto. Sabrosón. Moderno. Seductor. Danganasdequedarseavivirenmadmen.

    A la vi
    A la va
    A la bim, bom, ba:
    MADMEN, MADMEN
    ¡ra, ra, ra!

    Congratulations!

  4. Manuel Sesma dijo:

    Nota al margen (con el permiso de mi querido Muni):
    La cantante original de ese Zou bisou bisou que tanto nos pone era Gillian Hills que, aunque aunque nacida en El Cairo, era de nacionalidad británica pero acabó siendo una estrella yeyé de la constelación gala. Esa canción la grabó con 17 añitos (en 1961), pero sus apariciones en el cine, aprovechando su descarada apariencia de adolescente hipersexual, la llevaron a participar en películas como la mencionada Blow up (1966), en la que interpreta a una de las dos mozuelas que tratan de hacerse retratar por Thomas, sin ningún éxito y con poca ropa.
    Gocen ustedes ahora de las filmotecas y discotecas (yeyés) antes de devorar series, queridos hedonistas.

  5. Isabel Colomina dijo:

    No tengo paciencia para esperar de semana en semana a un nuevo capítulo, pero he visto en dvd las cuatro primeras temporadas y reconozco el enganche. Mad Men es la mejor serie que se ha hecho! Inteligente, divertida, sexy, intrigante. Creo que tan adictiva como todo el alcohol y el tabaco que consumen sin parar. Os la recomiendo a los que todavía no os haya tentado.

  6. Martín Drapper dijo:

    B.R.A.V.O

Actualidad

Actualidad

Casa Decor se abre al arte

Miguel de Santos

Del 1 al 16 de diciembre, Casa Decor celebra la Exposición “Arte Abierto”, una iniciativa dentro
de la nutrida agenda de citas con el arte contemporáneo de Madrid. leer

Actualidad

Digital versus Analogical

Gabriela Domingo

El mundo digital ha entrado de lleno en el arte. Estas obras se exponen y adquieren en kreislerart.com y en la Galería Kreisler de Madrid. Para ver y casi tocar. leer

Todo esto
y mucho más
en Actualidad
+