El Hedonista El original y único desde 2011

“Las preguntas no son nunca indiscretas. Las respuestas, a veces, sí”. Oscar Wilde

Menu abrir sidebar

Arquitectura

Acabados y mobiliario de diseño ecléctico hacen del proyecto un espacio de líneas depuradas.Un antiguo establo en Extremadura

El estudio de arquitectura Ábaton firma la rehabilitaciòn de un antiguo pajar en la provincia de Cáceres.

Rehabilitar de forma integral el estilo de vida rural es lo que hace el estudio Ábaton con este antiguo establo situado en la falda de la Sierra de Gredos, Cáceres. Muestra sus interesantes interiores de espacios abiertos recuperando materiales básicos como el agua, el hierro, el cemento y la piedra existente.

Un ambiente cálido, sin ostentación, pero integrando magníficas piezas de diseño. Esta edificación, denominada Finca Extremadura, rinde homenaje a la labor de rehabilitación coherente y respetuosa con el entorno. Una mezcla de piedra gastada, madera curtida y piedra local conviven con cemento y vigas de hierro.

La planta baja está reservada a las actividades sociales de la familia. Un gran salón-comedor-cocina, el baño, una habitación de invitados y el dormitorio principal se distribuyen tras figuras arquitectónicas verticales, creando una sensación de intimidad inherente.

Paredes inmaculadas, paneles de hormigón y madera, revisten horizontal y verticalmente la piel de la construcción, aportando un toque de luz y calidez al aspecto moderno e industrial de los interiores.

La ecléctica colección de mobiliario contemporáneo inunda de estilo la vivienda. Piezas destacadas como el mesilla en palisandro, la butaca en madera de teka y lámpara de pie AJ todas de Batavia; y el perchero con forma orgánica de Covo.

Planta principal
Un gran espacio abierto se define por el pavimento de piedra que se extiende por toda la superficie. La escultural mesa de comedor en madera lacada en blanco, acompañada por las sillas CH24  de Hangs Wegner para Batavia y la taburetes Miura en color verde, de Plank, focalizan la atención de la estancia, haciendo de ésta un espacio dinámico y divertido.

En la sala de estar encontramos un butacas GE290 de roble y tapizadas en cuero marrón de Wegner para Getama, el aparador Olmo original de China, sofá de piel rojo, y mesas auxiliares y taburete en madera maciza en teca, tibor color rojo y alfombra de bambú, todo de Batavia.

A mitad de camino hay un salón compuesto por sofá Air 100 de Sancal, mesa de centro Olmo y pareja de butacas Hangs Wegner, de Batavia. Como pieza original de época, un eje de molino de Indonesia.

Una zona de relax con una pareja de hamacas Picnic con estructura en aluminio anonizado y tela blanca plástica de Gandía Blasco hacen de antesala conectando exteriormente con las terrazas de cultivo.

La sostenibilidad de Finca Extremadura es evidente, una construcción térmicamente estable. “Un sistema de paneles solares con acumuladores que permite el suministro de energía en verano; se instalaron turbinas que aprovechan el cauce de dos arroyos que pasan por la finca y que nutren de corriente eléctrica a los acumuladores en invierno. Una de las terrazas de cultivo se convierte en alberca, piscina natural por la que corre el agua de manera constante y que sirve de riego para los pastos. En el patio se construye una fuente donde, de manera natural, brota el agua de una roca contribuyendo a refrescar la vivienda en los meses más cálidos”.

Definitivamente, los acabados y el mobiliario de diseño ecléctico hacen del proyecto un espacio natural de líneas elegantemente depuradas.
Finca Extremadura
Cáceres, España
Diseño arquitectónico: Ábaton
Área: 322 m

2 respuestas a Un antiguo establo en Extremadura

  1. Juanjo dijo:

    Impresionante!
    Felicidades, es un proyecto hermoso.

  2. Es un espacio precioso que combina de manera única lo moderno con lo natural, situado en lugar muy oportuno y bello. Me atrae mucho su sencillez a la par que la belleza de los detalles.

Arquitectura

Arquitectura

Más madera

Miguel de Santos

Este granero con 200 años se utilizó para guardar vacas durante el invierno, así como para secar el heno y los cereales. leer

Todo esto
y mucho más
en Arquitectura
+