El Hedonista El original y único desde 2011

“Las preguntas no son nunca indiscretas. Las respuestas, a veces, sí”. Oscar Wilde

Menu abrir sidebar

Arquitectura

Sstructura, escala humana, modulación y atmósfera son los ingredientes que la hacen funcionarEn el palmeral de Elche

La Casa IV es una obra del estudio de arquitectura Mesura en Matola, cerca de Elche, Alicante.

La Casa IV es una obra del estudio de arquitectura Mesura en Matola, Alicante (España). “Se trata de una obra ambiciosa marcada por su largo periodo de proyección y construcción, pensado desde el lugar/demanda y formalizado desde los sistemas/detalles. IV está ubicada en el campo, a los alrededores de la ciudad de Elche, de clima cálido-húmedo y de paisaje árido. El palmeral dibuja la silueta del entorno. El solar consta de una vivienda existente ubicada en el centro del terreno, dejando sin criterio sus alrededores: espacios mal acotados y una nula relación exterior-interior.

La primera intención será la de acotar los espacios exteriores a través de un nuevo volumen construido que generará una triangulación entre este, la casa existente y la piscina. De esta manera, se separan físicamente los espacios vividos de los espacios íntimos en relación al clima, orientación solar, visuales, topografía y vegetación existente. Los ingredientes introducidos en la ecuación arquitectónica (sumándose a las intenciones de implementación en el lugar y la respuesta al programa) de IV son: la estructura, la escala humana, la modulación y la atmósfera. Todos estos ingredientes toman cuerpo a través de los dos sistemas principales implementados (Muros + Bóvedas) y del secundario (paquetes de servicio). La máxima ambición de la obra es la de ser capaz de dominar cada centímetro del resultado final. Los detalles son los que se han conseguido después de horas proyectando e investigando con los industriales, consiguiendo definir los mecanismos, las instalaciones vistas, el respeto al árbol existente, la carpintería (tanto interior como exterior), los herrajes, la unión de la casa existente y la ampliación, etc.”

Arquitectura

Arquitectura

Más madera

Miguel de Santos

Este granero con 200 años se utilizó para guardar vacas durante el invierno, así como para secar el heno y los cereales. leer

Todo esto
y mucho más
en Arquitectura
+