El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Arquitectura

Es un homenaje al viento y no pasa desapercibidaLa casa pato, en Corea

Casa Viento es un proyecto del arquitecto Moon Hoon en la isla de Jeju, Corea del Sur.

Casa Viento es un proyecto del arquitecto Moon Hoon en la isla de Jeju, Corea del Sur. “La Isla de Jeju es una popular isla de vacaciones situada al sur de la penninsula coreana. Sopla mucho viento, y por lo general, el clima es muy caprichoso. La isla está plagada de rocas volcánicas de varios tamaños con las que se levantan los muros que delimitan los predios. Varios artistas y personas se han inspirado en la belleza de la isla. En los nublados días de invierno, el paisaje se convierte en oro y negro por los follajes moribundos y las rocas volcánicas.

A una hora de la ciudad de Jeju, un oculista con gustos particulares hacia el arte contemporáneo, la música y los automóviles decidió construir su casa. Me encontró a través de internet y me dijo que lo extraño y diferente de mi arquitectura le atrajeron. Quería tres pequeñas casas que sería la casa de fin de semana o la pensión para los turistas. Hizo hincapié en que la nueva estructura debería tener carácter único, y por supuesto, al mismo tiempo, muy funcional. El viento y el color de la isla de Jeju de invierno ha hecho una fuerte impresión en mi mente y lo tomé como inspiración para el proyecto, por eso la casa tiene el nombre de viento. La parcela tiene tres lados en una gran curva y dos partes se reunen en un ángulo recto. El área de la parcela es suficiente para tres casas pequeñas. Empecé con los ángulos rectos del sitio y su definición altamente amurallada. Esto permite un poco más de intimidad en un barrio muy abierto. Dos pequeñas casas se encuentran en ángulo recto con la otra, con altos muros que marcan sus jardines interiores. La tercera casa se escapa del horizonte y florece como una flor de oro. Anteriormente me habían encargado un museo de viento. Me había gustado la idea y hacía dibujos inspirados en el mismo. Sentí que era el momento oportuno para reencarnarlo y modificar la idea inicial. Propuse todo el asunto al cliente que, tras tomar algún tiempo para digerirlo, al final quedó muy feliz.”

Más sobre arquitectura:
Domus XL

Arquitectura

Todo esto
y mucho más
en Arquitectura
+