El Hedonista El original y único desde 2011

“Las preguntas no son nunca indiscretas. Las respuestas, a veces, sí”. Oscar Wilde

Menu abrir sidebar

Arquitectura

Basada en la idea de que “la felicidad consiste en el uso inteligente de la sencillez” Una casa en la arena

Es un proyecto de Aires Mateus a una hora de Lisboa. Please, do not disturb.

La casa en la arena es un proyecto del arquitecto Manuel Aires Mateus. La arena, transportada al interior de la casa, se convierte en el elemento de unión entre el mundo exterior y el interior, y transmite la sensación de vivir en una extensión del entorno natural. Esta particularidad transforma el espacio y la forma de vivir en algo poético, sencillo y confortable.

“La felicidad consiste en el uso inteligente de la sencillez”. Esta es la idea que inspira el proyecto de Aires Mateus, que reproduce la “inocencia de las viejas construcciones de la localidad”.

La construcción
Para recuperar el alma de las edificaciones pre-existentes y respetar las tradiciones locales, se construyeron cuatro casas separadas utilizando materiales autóctonos que se encuentran en las orillas del río Sado: dos cabañas de madera y caña, y otras dos de cemento blanco. La cubierta, siempre de paja. Antonio Pinela, artesano local, fue el encargado de construir las cabañas, que requieren un mantenimiento cada seis años para reparar y trenzar las cañas y la cubierta de paja.

La zona de estar
Es un espacio abierto que se asemeja a una choza, un espacio que comparten las cuatro casitas. El espacio incluye una cocina equipada integrada en una estructura de Corian blanco. La zona de comedor la ocupa una mesa Bigfoot E 15, para 8 personas. Esta zona de estar invita a relajarse en los sofás Gervasoni Ghost. El suelo de arena de playa se puede calentar en invierno.

Los dormitorios
Un espacio de 30m2, minimalista, con pavimento de cemento pulido y abierto a la zona del baño, en Corian blanco. Las cortinas de lino grueso blanco y las camas de Gervasoni Ghost contrastan con los troncos de madera en bruto que sirven de mesilla de noche.

El jardín
Salvaje, sin apenas intervención. La vegetación crece de forma espontánea entre dunas. Una pequeña piscina en tonos arena sirve para refrescarse durante los calurosos días de verano. Los muebles de exterior son de Kettal, y la tumbona se construyó sobre una barca de pesca local.

La ubicación
La casa sobre la arena se encuentra a una hora de Lisboa, en dirección sur. La región de Comporta en Portugal es famosa por sus playas blancas de arena fina, sus vinos, el pescado recién salido del mar, los arrozales y los pinos. La reserva natural del río Sado es el hábitat de numerosas especies salvajes: flamencos, cigüeñas, delfines. Este es uno de los mejores lugares de avistamiento de aves en Portugal. En un solo día, podemos observar fácilmente hasta 100 especies diferentes. Las casas sobre la arena están próximas a Carrasqueira, una pequeña aldea de pescadores, con un original puerto-embarcadero construido sobre palafitos. Una solución creativa que permite acceder a las barcas de pesca con bajamar, cuando los bancos del río forman una superficie pantanosa. Al atardecer, las vistas del Sado son espectaculares.

Una respuesta a Una casa en la arena

  1. almudena dijo:

    Las conozco, me encanta la zona! y al ladito el “restaurante-chiringuito” Sal, mejor imposible!!

Arquitectura

Arquitectura

Más madera

Miguel de Santos

Este granero con 200 años se utilizó para guardar vacas durante el invierno, así como para secar el heno y los cereales. leer

Todo esto
y mucho más
en Arquitectura
+